"Los 10 mandamientos": dificultades al grabar en el desierto de Atacama

Los actores y la producción de la teleserie, se tuvieron que trasladar al lugar más árido del mundo para grabar algunas escenas de la ficción. Una vez allí, el equipo debió enfrentar las difíciles condiciones climáticas de la zona.

Por

 

Un costo millonario significó la producción de la nueva apuesta nocturna de TVN para el 2016. La teleserie brasileña contó con la filmación en cuatro países, entre los que destaca Chile.

“Moisés, los diez mandamientos”, es la primera ficción de carácter bíblico realizada a nivel internacional. La trama narra la vida de Moisés desde su nacimiento hasta la liberación del pueblo de Israel de Egipto.

Las dificultades de grabar en el desierto de Atacama

Los actores y la producción de la teleserie, se tuvieron que trasladar al lugar más árido del mundo para grabar algunas escenas de la ficción. Una vez allí, el equipo debió enfrentar las difíciles condiciones climáticas de la zona.

“El desierto de Atacama fue una de las locaciones más especiales. Llegábamos a las 3 de la mañana para comenzar la producción y nos podíamos encontrar con temperaturas de menos 4 grados y durante el día soportábamos hasta 40 grados” cuenta Alexander Avancini, director de la exitosa teleserie.

Además de la inestabilidad del clima, el vestuario y la altura fueron otras de las grandes preocupaciones. La vestimenta de los hebreos es muy abrigada y a medida que avanzaba el día y el calor, los trajes resultaban muy incómodos.

La utilización de accesorios postizos como barba y cabello, hacían que los actores sudaran mucho y sumado a esto, el fuerte viento dificultaba la labor de maquilladoras y estilistas, que debían retocar muchas veces a los protagonistas.

“Pero lo más complicado fue la altura a la que grabábamos. Unos 5 mil metros y para poder subir todos debíamos prepararnos: dejar de comer algunas cosas como carne roja por ejemplo y no tomar alcohol” cuenta el director de la producción brasileña. Fue así, como el equipo tuvo que pasar por un periodo de adaptación para poder grabar con la mayor normalidad posible.

Las jornadas de grabación en Chile fueron bastante intensas. Los técnicos tuvieron que desplegar su mayor esfuerzo en levantar el campamento sobre una terreno seco y pedregoso. Alrededor de tres horas se demoraban en instalar los rieles de las cámaras y el equipamiento de iluminación.

El paisaje del desierto de Atacama fue escogido por su parecido con Egipto en la antigüedad “Es muy importante una locación como esta porque le da realismo y vida a la teleserie, una coherencia a lo que queremos contar donde la belleza del lugar fue parte importante del éxito de la teleserie”, comentó Alexander.

PUB / LD

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo