Fotos: Irreconocible y con el "rostro plastificado" el Puma ofreció encendido show

Por

 

José Miguel Viñuela lo pasa bien fuera de la TV. En medio de sus emprendimientos en el ámbito de la comedia junto a María Luisa Godoy exhibe las imágenes de sus mejores experiencias de su nueva vida, mucho más relajada, lejana al estrés de la pantalla chica.

Y fue en ese contexto es que durante esta jornada hizo público un registro fotográfico al que tuvo acceso durante un viaje a Miami, hasta donde llegó junto a su pequeño hijo Diego, con quien incluso tuvo la oportunidad de compartir con el astro inglés, el futbolista David Beckham.

Como se aprecia en la imagen el encuentro trascendió a lo clásico entre un admirador y una figura de la envergadura del cónyuge de Victoria Adams: el deportista llegó incluso a sostener en sus brazos al pequeño de escasos meses de edad, el principal orgullo de Viñuela, quien posteó en su cuenta de Instagram la foto que acompañó con la lectura "[email protected] y su locura con Diego.. #asinomas #miami".

 

" class="gi" />
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • . Imagen Por:
  • A sus 72 años cuesta creer que su rostro no haya sido intervenido. De hecho en su natal Venezuela a José Luis Rodríguez le contabilizaban, al año 2013 un total de al menos cinco cirugías estéticas en su rostro. El que exhibió anoche en durante su aplaudida presentación en “El copihue de oro”, evento efectuado en el Movistar Arena, recintoal que llegó para animar uno de los espectáculos más aplaudidos de una jornada que aprovechó no sólo para cantarle a Cecilia Bolocco, también para mostrar una apariencia facial poco alineada con su condición septuagenaria. 

    Con una vitalidad en línea con su evidentemente intervenido rostro, el artista que recibió un reconocimiento a su trayectoria, tomó el micrófono para agradecer el reconocimiento entregado por la organización de la instancia popular relevando el lugar que tiene Chile en su carrera, momento en que recordó el momento en que, en tiempos de dictadura en nuestro país, tuvo el arrojo de pronunciar un discurso que aún no se olvida. Polémico para la época, histórico para el Festival de Viña, su contexto para hablar de la situación política por la que atravesaban millones de habitantes bajo el mando de Pinochet. 

    “Hay que escuchar la voz del pueblo”, fue parte de su comentada alocución en esa oportunidad. La misma que ayer reeditó para hacer pública su preocupación por su natal Venezuela, por la que abogó en complejos momentos bajo la muy cuestionada administración de Nicolás Maduro que incluso ha causado revuelo e inquietud en la comunidad internacional. 

     

    Contenido Patrocinado