Sigrid Alegría: "No existen recetas para conquistar a un público impredecible"

"Fátima Bustamente" será el personaje que traerá de vuelta a la actriz nacional a la televisión, quien a pesar del difícil escenario de la industria, está confiada en que tendrán buenos resultados.

Por

Sigue a Showbiz en nuestro Twitter

 

En medio de una crisis de la industria televisiva nacional, escenario donde cada vez resulta más díficil conquistar a la audiencia, Canal 13 pone sus fichas en “20añero a los 40”, teleserie vespertina que verá la luz el primer semestre del 2016.

Este año, muchos actores y animadores quedaron fuera de pantalla por falta de proyectos, a causa de números rojos que afectaron la sintonía de producciones nacionales. Pese a esto, el ex canal del angelito vuelve a jugársela por una ficción chilena.

“Fátima Bustamente” será el personaje que traerá de vuelta a Sigrid Alegría a la televisión y que también se aleja mucho de la soñadora “Mama Mechona”. Esta vez, será la hermana menor de Pancho (Francisco Pérez-Bannen), una mujer que ha vivido frustrada toda su vida y se considera la única cuerda de su familia.

¿Cómo describirías a tu personaje?

Es como un arcoíris, tiene una cantidad de colores increíble, desde ser una mujer esforzada e irónica que no le han regalado nada en la vida, a tener un alma muy generosa. Fátima es la verdadera víctima del accidente de su hermano porque fue quien se hizo cargo de la situación. Por esto mismo, pasó toda su vida siendo alguien transparente, para no darle más problemas a su familia.

Mi personaje representa a un grupo importante en este país, a aquellas personas que las pilla la vida y sólo viven el día, sin metas a largo plazo, ni sueños que los estén esperando. Ella vive cansada y un poco triste porque nunca se pudo desarrollar tanto en el ámbito personal como profesional.

Canal 13 apuesta por una teleserie nacional después de casi un año sin emitir una, ¿qué te parece?

Me parece necesario que el canal se atreva con producciones nacionales. En esta teleserie se hizo una excelente mezcla, analizando cuales son las inquietudes y gustos de las personas que consumen ficción. Por un lado tenemos humor y por otro el romanticismo típico de las turcas. En esta producción están esas dos cosas, chacoteamos harto, pero también hablamos temas del corazón, logrando un equilibrio sabroso.

¿Cuál sería el gancho para que la gente vea la teleserie?

Es muy graciosa. La gente se podrá sentir identificada con la trama de estos dos mundos paralelos que evidencia un gran cambio. Cuando leí la teleserie no me había dado cuenta que las cosas habían cambiado tanto en 30 años, de verdad parece otro planeta.

¿Cómo ha sido el trabajo con los rostros más jóvenes?

El elenco está potente, de una gran calidad, entonces los ‘cabros’se tuvieron que subir al tren no más, no les quedó de otra. Acá el ambiente ha sido muy generoso y con mucho apoyo hacia ellos. Los jóvenes igual tienen toda la confianza de preguntar y pedir consejos tanto a los actores con más experiencia como a los directores. Todo el equipo está dispuesto a dar lo mejor y nos hemos tomado el tiempo para que así sea.

Esta es una teleserie importante para el canal, por lo mismo se hizo una selección de los mejores elementos, tanto de técnicos, actores y guionistas. Es un grupo potente.

¿En qué radica esa importancia?

En que para poder sostener el área dramática los ejecutivos necesitan que les vaya razonablemente bien, ya que si los números están saliendo rojos no tienen mucho de donde agarrarse aunque quieran seguir adelante.

La gente está cada vez más reacia a ver televisión y muchas producciones nacionales registran una baja en sintonía…

A esta altura, nos hemos preguntado mucho eso, pero ya nos perdimos y no hay respuesta. No existen recetas porque el público está totalmente impredecible y la verdad no lo sabemos. La gente que ve cable, no ve televisión abierta y eso no lo mide el “people meter”, sin embargo en Twitter vemos que las opiniones vuelan. Aún así el número muchas veces es de un dígito, entonces esto está fuera de control y ninguna cifra es una realidad.

¿Qué sensación tiene el equipo frente a este escenario? ¿Están optimistas?

Finalmente la empresa necesita números concretos, por lo tanto tenemos la esperanza absoluta de que lo podemos lograr y creo que nos merecemos que nos vaya bien. Ojalá así sea.

Lucía Díaz 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo