Carolina de Moras revela los secretos de su look festivalero para Viña 2016

“Van a ver muchas siluetas que dejarán harto a la vista”, adelanta a Publimetro la animadora del certamen. Esta noche promete deslumbrar con un diseño nacional sobre la alfombra roja de la gala.

Por

Este viernes la animadora del Festival de Viña del Mar, Carolina de Moras, dará el “vamos” oficial a una nueva versión del certamen musical en el marco de la ya tradicional gala festivalera que se realizará a partir de las 22 horas en el casino de la Ciudad Jardín.

El evento marcará el inicio de una temporada de diez días en que todos los ojos, y las cámaras, estarán apuntando hacia la otrora modelo y su compañero de labores, Rafael Araneda. De ahí que junto a un equipo compuesto por más de cinco personas ya haya alistado todos los detalles de cada uno de sus looks con los que se dejará ver de ahora en adelante. La idea es deslumbrar con belleza y elegancia tanto en su paso por la alfombra roja del glamoroso evento de este 19 de febrero, como en cada jornada sobre la Quinta Vergara.

A horas de la gala y sólo días de que se inaugure la versión 57 del llamado “festival de los festivales”, De Moras conversó con Publimetro respecto a cómo llega a esta versión y reveló algunos de sus secretos de belleza para verse radiante durante Viña 2016.

Carolina, vienes llegando de tus vacaciones y ya estás con decenas de actividades. ¿Pudiste descansar algo en los días previos?
-Sí, uno siempre se relaja y se desconecta porque no está todo el día con el trajín que implica el Festival. Sin embargo, estás siempre preocupada del avance de los vestidos, de la organización de las cosas que tienes pendientes, de cómo está tu equipo, de los artistas, ¡de todo! En general, creo que una siempre está enchufada con el tema, aunque estés de guatita al sol.

¿Quiénes conforman el staff que te acompaña durante los días del Festival de Viña?
-Estoy con Pablo Gálvez, que es mi estilista, pero además junto con su asistente que es Fran Hernández. El make up artista Raúl Flores es quien me maquilla, mientras que Enrique López me peina…, y bueno, Carla Cárcamo es la periodista que ve el tema de las comunicaciones. La verdad es que ellos ven todo y organizan lo que uno no puede hacer.

Todos se preguntan cómo serán los vestidos que usarás en la gala y sobre la Quinta Vergara ¿Qué nos puedes adelantar, primero, respecto al que elegiste para el evento de este viernes?
-No te puedo adelantar mucho…, pero sí te puedo decir que en la alfombra roja uno puede lucir cosas que son más de fantasía, así que generalmente incluimos harto brillante y texturas diferentes. Siento que es el minuto y la oportunidad para usar ese tipo de materiales.

¿Cómo ha sido tu preparación para este día que marca el inicio del glamour festivalero?
-Esta es una alfombra roja súper importante para nosotros, como medio, ya que sabemos que está toda la atención puesta ahí. Por eso hay una preparación previa que va desde la elección del material de tu vestido, hasta el diseño en relación a los cortes que se van a usar. Es algo que empiezas a ver con hartos meses de anticipación. De hecho, muchas veces nos ha pasado que a penas termina un Festival conversamos cosas como “el otro año vamos a vestir de esta forma, con esta textura y este material”. Son cosas que una empieza a evaluar tempranamente para armar el vestido final.

¿Por qué siempre apuestas por vestirte con diseñadores nacionales más bien emergentes?
-Porque creo en el diseño nacional, en lo creativos que son y en la calidad que terminan mostrando. Es una apuesta súper arriesgada, pero hasta el momento ha salido bastante bien. Creo que es necesario que nosotros potenciemos lo nuestro y desde el minuto uno mi discurso siempre ha sido el mismo sobre este tema. Estoy convencida que el diseñador nacional no tiene nada que envidiarle al diseño internacional. Entonces, ¿cómo no aprovechar esta vitrina para mostrar cosas de nuestro país? Es importante hacerlo, sobretodo con un festival que tiene tanta historia, tanto en Chile como en Latinoamérica.

Pero esa decisión implica que estés más tiempo viendo el tema, que si eligieras un diseño ya listo traído desde el extranjero.
-Claro que es mucha más ‘pega’ y obvio que para mí sería más fácil, rápido y con menos estrés, salir a comprar o encargar vestidos de alguna marca que los mande listos con mi talla. Sin embargo, aquí hay romanticismo y el objetivo de mostrar la capacidad del diseño chileno en el escenario de la Quinta Vergara.

¿Qué diseñador te vestirá el día de la gala?
– Eso lo diré el mismo día.

¿Y a qué hora empezarás a prepararte?
-Salgo bien tarde hacia la gala…, seré una de las últimas en pasar por la alfombra roja, tipo 11 y algo de la noche, así que no puedo prepararme desde las seis de la tarde, pero si creo que empezaré a hacerlo como tres horas antes.

Una vez que estés lista, ¿qué harás para mitigar la espera junto a Rafael Araneda?
-Comeremos, nos relajaremos un poco y veremos parte de la gala por televisión. Luego, empezaremos con los preparativos para presentarnos.

¿Veremos alguna transparencia en tu vestido?
-No…, y no es que yo sea conservadora, lo que pasa es que tengo una línea más clásica y apuesto por una elegancia tradicional. En lo personal, pienso que las transparencias hay que saber llevarlas, saber en qué lugar y escenario son pertinentes.

¿No te gustan?
-Yo tengo mucho contra luz, entonces usar transparencias no me gusta mucho. Eso sì, vamos a tener sorpresas…, van a ver muchas siluetas que dejarán harto a la vista. Van a ver piel, como siempre, pero también mucha textura y materialidad, que serán protagonistas este año.

¿Cómo serán tus peinados?
-Tengo siete noches y lo ideal es tratar de peinarme todos los días diferente. Mostraré apuestas diferentes: pelo liso, crespo, tomado y con trenzas.

A sólo unos días de que comience esta fiesta, ya en la Quinta Vergara, ¿con qué sensación llegas a este certamen?
-Con ganas de empezar a vivir la experiencia desde que arribe a la gala.

¿Y tienes alguna cábala especial para que estos días sean todo un éxito?
-No tengo ninguna, para qué te voy a mentir, pero sí ando con mi credencial de Viña que tiene las chapitas de años anteriores. Y lo otro, es que tengo la fotografía de mi papá que siento que me acompaña en todo momento.

Karen Cordovez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo