Edo Caroe a horas de su debut en Viña: "No le tengo miedo al Monstruo"

El comediante y mago inaugurará las jornadas de humor en el Festival, con una rutina que asegura “está hecha para conquistar al público”.

Por

 

A sólo horas de debutar en el Festival de Viña del Mar el comediante y mago Eduardo Carrasco Rodríguez (29), más conocido como Edo Caroe, afirma que no está nervioso. Según dice a Publimetro, la seguridad que le da los meses de preparación de su show, y las ganas de subir a la Quinta Vergara lo antes posible, lo  tienen más que todo, ansioso.

Y es que el periodo de preparación ha sido intenso. Cuatro horas de prácticas y tres repasando el libreto diariamente, ha sido el régimen seguido por el humorista que se ha estado relajando viendo películas, comiendo liviano y pasando tiempo con su familia antes de su primera noche sobre el escenario de Viña. “No tengo ninguna cábala, soy muy hiperquinético, lo único que me relaja es hacer magia o ver películas”, afirma con tranquilidad antes de comenzar una entrevista en la que adelantó parte de su show y compartió sus sensaciones.

¿Qué sorpresas trae tu rutina?
– La mayor sorpresa es que la planteamos como un espectáculo. No quisimos sólo hacer una rutina de puros chistes, sino que preparamos una presentación que mezclará el humor y magia. Habrán sorpresas en la puesta en escena, tanto en relación con las personas que participarán, como en las visuales y, por supuesto, en el monólogo. Es algo que hemos probado en distintos lugares: festivales, casinos, teatros, fiestas de empresas y más, por lo que el libreto es fruto del trabajo de meses.
Personalmente creo que será un gran show porque va a tener de todo un poco…, coyuntura de lo que ha ocurrido el último tiempo, pero también temáticas que se alejan del humor político y social. Intentamos también hacer humor de otras cosas para también quitarme la etiqueta de que solo hago humor político.

¿Crees que después del Festival de Olmué quedaste con esa etiqueta?
– Sí y eso que esa rutina no era totalmente política. Tenía una parte que era muy potente, que la abordaba y que, claro, a la gente le hizo mucho sentido y le gustó mucho. Era lo que querían escuchar en ese momento porque justo se había destapado SQM, Penta y Caval, y las personas estaban molestas. Ellos querían escuchar que alguien dijera lo que ellos no podían decir y eso es algo que yo hago, pero no es lo único.

¿Te autocensuraste con algún tema en esta ocasión?
– He tenido completa libertad con mi libreto, sólo he procurado tener en cuenta los códigos de la televisión, como por ejemplo: no nombrar marcas. Lo que sí, he aplicado criterios personales para poder controlar al público. No voy a tocar temas que sean susceptibles para mucha gente, menos si tengo a 13 mil personas escuchándome. Controlar a esa cantidad de personas viniéndose encima de mí sería difícil y podría sepultar la rutina, por eso uno tiene que ser criterioso al escribir un texto, lo cual es distinto cuando estoy en el teatro. Ahí soy mi propia línea editorial.

¿Humorista o mago? ¿Por qué te gustaría ser más reconocido?
La verdad, me encantaría ser reconocido como mago. Espero que algún día mi carrera se vaya por ahí. El humor es mucho más popular en Chile, es más solicitado también y descubrí que lo hago bien y por eso me dedico a esto…, pero también mi pasión en la vida es la magia y espero dedicarme algún día de lleno a eso. Este año estrenaré mi primer show solo de magia que se llamará “Orgía de Ornitorrinco” (risas).

¿ A qué se debe ese nombre?
– Era un chiste que yo hacía antes como mago, cuando hablaba de cosas raras le decía “Orgía de Ornitorrincos Albinos”,  era una historia que yo contaba. Y bueno, tiene que ver con que este show de magia es raro, tan raro como sería una orgía de ese tipo porque ya no es ni de monólogos, ni de chistes, sino que es un show como pocos que se han visto en Chile. Paralelo a eso, tendré otro espectáculo de humor que se llama “A tirar la cadena”.

El camino a Viña

Caroe será el primero en hacer reír al público del Festival de Viña de esta edición, y su arribo ocurre casi un año después de haber saboreado el éxito en Olmué, donde logró la consagración que hoy lo posiciona como una de las cartas seguras del certamen de la Ciudad Jardín.

Edo, ¿siempre quisiste actuar en el Festival de Viña?
– No para nada. Yo de niño lo veía, pero jamás fue un sueño para mí estar acá. Cuando empecé a hacer humor, me empezó a ir bien. De a poco me llamaron para la tele, me presenté en el Festival de Olmúe y recién ahí, dije: “Mmm quizás sería entretenido llegar a Viña”. No era un sueño, pero sí es algo muy importante en mi carrera,  que hoy me llena de alegría y espero hacerlo lo mejor posible.

Y el “Monstruo de la Quinta Vergara”, ¿qué sensaciones te genera ad portas de enfrentarlo?
No le tengo miedo al Monstruo, porque si no, no me pararía ahí. Lo que sí, le tengo un respeto bastante grande a este público masivo que tiene una gran historia. A ellos les dieron vida hace años y tienen el poder de juzgar si yo me puedo ganar o no la vida haciendo humor. Tienen un poder, un protagonismo, y eso implica que tienes que preparar un buen espectáculo para ellos, para que disfruten lo que ven. No hay que subestimarlos.

¿Por qué elegiste actuar en la primera jornada del Festival?
– Fue un acuerdo. Todas las noches tienen sus pros y contras, y todas son adversas para los comediantes. Tienen algo bueno y algo malo, y daba lo mismo cuál elegir porque siempre había un problema.  Con mi manager (Sergio Alvarado) elegimos el lunes porque tiene a favor que es un día con mucho rating, más gente puede ver mi trabajo y saber quién soy. Por otro lado, tiene en contra que mucha gente puede verme fracasar (risas) y que es una noche romántica, pero finalmente abrir y ser el primer comediante también es un relajo. Tenemos muchas ganas de mostrar nuestro trabajo.

¿Cómo te ha apoyado tu familia?
– Siempre me apoyan en todo. Mi mujer está pendiente, se ve tranquila, pero yo sé que está nerviosa.  Ella y mi madre estarán ese día presentes junto a otros primos y amigos que hace rato tienen sus entradas. La que no sabe mucho es mi hija de 10 años, que cree que trabajaré en un festival cualquiera. Consideramos que no era prudente llevarla a ver como su padre triunfa o como  fracasa. Están los dos lados de la moneda y para ella puede ser muy traumático.

Finalmente, ¿cuál es tu promesa para el público que espera verte en Viña 2016?
– Que lo van a pasar bien si me dan el tiempo porque es un show de muy buena calidad que preparamos durante meses.  Nos esforzamos para brindarles el mejor espectáculo de humor del Festival, así que si hay disposición y buena onda de la gente, lo van a pasar muy bien.

 

Por Macarena Carrasco/PUB

 

VIDEO Edo Caroe alista su debut en Viña 2016 y explica su particular lema

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo