Pedro Ruminot y Viña 2016: "A través del humor podemos hacer una especie de subversión"

El comediante se refiere a las sensaciones previas a su debut la noche de este jueves en el Festival de Viña del Mar.

Por

Sigue a Showbiz en nuestro Fan Page

“Pretendo encontrarme con un público cercano a mí, en edad y en visiones de vida”, comenta Pedro Ruminot en la sala de Conferencias del Hotel Sheraton Miramar. El comediante que alcanzó gran popularidad tras su paso por el exitoso programa “El Club de la Comedia” de CHV, se refiere a las sensaciones previas a su debut la noche de este jueves en el Festival de Viña del Mar.

A un día de presentarse en el escenario de la Quinta Vergara, el humorista adelanta que su rutina será “una historia, un relato con chistes cortos y actualidad”, pero el condimento sustancial de su show estará en “las historias personales que incluye mi actuación, me gusta contar cosas que me pasaron porque siento que a través de un chiste puedo ayudar a la gente”.

Después del éxito que alcanzó Edo Caroe en la primera noche de Festival, situación que repitió Rodrigo González en la segunda jornada, Ruminot admite que siente “una presión positiva”, agregando que “creo que sería mucho más terrible que les haya ido mal, estoy muy contento de su triunfo y eso me tranquiliza”.

Al parecer la crítica social y política será la tónica de los comediantes este año, situación que Pedro Ruminot define como “inevitable”, ya que según explica “es casi una obligación del humorista subirse al escenario y decir cosas que otras personas no dicen. Valoro que tengamos voz y a través del humor podamos hacer una especie de subversión”.

Si bien la tecla de las presentaciones ha sido bastante parecida hasta el momento, el también guionista asegura que se va a diferenciar del resto porque “mis temáticas no son mucho de humor político, si bien lo tengo, hablo más del matrimonio, de la vida recién casados, de mi infancia y de las relaciones personales”.

El amigo de Sergio Freire, le otorga un rol fundamental a su equipo de trabajo compuesto por su manager y dos guionistas, quienes le ayudan a “tener más voces y opiniones de lo que está pasando”. Por otra parte, cuenta que su esposa Alison Mandel, quien fue su compañera en el CDLC , es un gran apoyo porque “tiene un poder intuitivo fabuloso y siempre tiene la razón”, lo que es vital a la hora de escribir el guión. 

Para finalizar, el protagonista de “Barrio Universitario”, confiesa que está evaluando una propuesta de Televisión Nacional, canal que lo invitó a ser parte del espacio matutino “Buenos días a todos”, programa que lo traería de vuelta a la pantalla chica. Sin embargo, aclara que “me encantaría poder sumarme como rostro, trabajar un par de horas y seguir cercano a mis hijos”, con el fin de no perder la libertad que ha cultivado el último tiempo.

Por Lucía Díaz / PUB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo