Lionel Richie enamoró al "Monstruo" en una fiesta cargada de éxitos

El estadounidense le regaló un espectáculo de lujo al público de la Quinta Vergara, en una cuarta jornada marcada por el romanticismo de los 80"s.

Por

Sigue a Showbiz en nuestro Fan Page

Los gritos se fueron apagando poco a poco para dar paso a las luces que iluminaban un piano de cola. Ahí apareció él, la leyenda viviente de la música, que llega por segunda vez a Chile semanas después de haber sido homenajeado como “Personaje del año” en los Premios Grammy 2016.

“Hello, is it me you’re looking for?” hace eco en los rincones del anfiteatro viñamarino. Es Lionel Richie, el mismo que en los 70 comenzaba su carrera con The Commodores y que en 1981 emprendió el vuelo como solista. El mismo que aterrizó hoy en el escenario de la Quinta Vergara para brindar un show de altura mundial.

“Running with the night” abrió los fuegos del espectáculo ante un público que se rindió ante el ícono de la música. “Penny lover”, fue la canción que continuó el show.

“Es un honor estar aquí con ustedes. Esta noche tocaremos la mayor cantidad de canciones que pueda y todas las que yo pueda recordar”, bromeó el artista antes de dirigirse a su piano para interpretar la legendaria “Easy”, junto a su banda de cinco músicos.

El tiempo no pasa por el intérprete de 66 años, y es que no sólo mantiene frescos sus movimientos, pues su voz suena perfecta durante todas las canciones que encendieron la velada.

“Ballerina girl” y “You are” siguieron en la cita de Richie con la Quinta Vergara. “Estoy impresionado, todos están cantando cada palabra conmigo. Yo pienso: ¿cómo pueden cantar conmigo si nadie habla inglés? Bueno, ¡todos cantan en inglés!”, le dijo al público antes de tomar un trago de vino con el que se atoró fingidamente, antes de exclamar en broma: “¿Qué es esto?”.

Más tarde, el público coreó cada letra de la romántica “Stuck on you” y bailó al ritmo de los bajos y el funk de “Brick house”. El músico no perdió oportunidad de interactuar con su audiencia, y un punto alto fue cuando un fan le mostró un retrato gigante que dibujó de él. Luego, “Three times a lady” puso la cuota de emoción, para seguir con el éxito de Commodores “Lady (You bring me up)”.

“Tengo más de 10 mil Diana Ross en este público. Así que ustedes serán ella y yo seré…yo”, exclamó el ganador de un Oscar y cuatro premios Grammy antes de interpretar “Endless love” a dúo con el público de la Quinta Vergara.

“Say you, say me” y “Dancing on the ceiling”, cerraron la primera parte de este concierto antes que el recinto viñamarino se llenara de gritos pidiendo la primera Gaviota para el músico.

El tramo final fue con las emblemáticas “Hello” y “All night long” la que no dejó a nadie sin bailar. “¿Siempre se divierten así en Chile? Quizás me mude aquí. Los Angeles no tiene tanta energía”, lanzó la leyenda musical antes de sellar un final potente con tres cambios de vestuario y la recordada “We are the world”, canción que dedicó a su amigo Michael Jackson.

Así se terminó una histórica noche que tuvo la Gaviota de Oro como reconocimiento final y regalo de compromiso perfecto de parte de una audiencia que, enamorada, le dio el “Sí” a Lionel Richie para toda la vida.

 

Por Macarena Carrasco / PUB 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo