Matthew Koma cuenta cómo responderá al llamado a animar la tarima electrónica de Lollapalooza

El norteamericano, formado en la cantautoría y hoy avanzando escalones en la EDM, vendrá en calidad de DJ a mostrar los éxitos que hoy lo tienen trepando por las radios y pistas de baile del mundo.

Por

 

 

Síguenos en Twitter

 

 

 

A sus 28 años, el norteamericano Matthew Koma ostenta un recorrido en la música nada de despreciable. Con apenas 22 ya comenzaba a figurar en los créditos de álbumes de diversas figuras, entre ellas la ex chica Disney Emily Osment, mientras intentaba dar sus primeros pasos como cantautor, guitarra acústica al cuello. En esa época confesaba influencias tan marcadas como Elvis Costello, y otros tipos que imponían su presencia sobre el escenario, sin mayor parafernalia.

 

Seis años, entonces, son los que han pasado desde esa postal, tiempo que no parece demasiado en un calendario cualquiera, pero que resultó suficiente para que Koma se alejara cada vez más de la guitarra, mientras se acercaba a toda clase de perillas, botones y consolas.

 

Y así, como uno de los nombres que emerge dentro de la llamada EDM —la avasalladora corriente electrónica que conquista las radios del mundo—, es que el músico arribará el próximo domingo 20 de marzo a la edición chilena de Lollapalooza, con un único gran objetivo: Poner a todos a bailar.

 

Porque el norteamericano llegará al festival de Parque O’higgins en formato DJ set, para desplegar un stock de remixes que incluirá éxitos personales como “One night” y “So Fuckin Romantic”, pero que también guardaría espacios para algunas de las piezas que ha compuesto para otros artistas (entre ellos Carly Rae Jepsen, Zedd y Alesso).

 

“Cuando hago DJ sets es una licencia entretenida poner algunas de esas canciones, que de otra manera no tocaría. Si voy a hacer un show con banda, no voy a tocar un montón de canciones que nunca canté. Pero en el contexto de estos sets, sí se puede”, cuenta a días de un show fechado a las 15:15 del domingo 20 (Perry’s Stage).

 

Pero no se crea que esos shows “con banda” a los que alude son un festín de distorsiones y solos. En rigor, la electrónica ya atraviesa a toda su propuesta, tras dejarse cautivar por el sinnúmero de posibilidades que otorga ese género. “Ahí encontré algo que parecía ser un único espacio de creación, después de años tocando en grupos. Se sentía como una perspectiva fresca y diferente”, afirma.

 

Sin embargo, rehúye de marcas como la mencionada EDM, no tanto por marcar diferencias con el género, sino más bien por las dificultades que encierra el autoetiquetarse: “Es realmente difícil verte a ti mismo de una forma precisa. Tienes una percepción de lo que crees que eres, de lo que quieres ser, de cómo piensas que la gente te ve, etc. Por lo tanto trato de no atraparme demasiado en eso. Me he divertido mucho haciendo música en diferentes entornos, y estoy muy agradecido de los fans y los amigos que he hecho a través de la música electrónica”.

 

Sobre la cita del domingo, Koma dice estar “muy emocionado” de volver, tras su reciente paso por el último Holi Festival of Colours. “La gente fue tan acogedora conmigo, que no puedo esperar para alimentarme otra vez de esa energía”, asegura.

 

Por Sebastián Cerda

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo