"Nacho" Gutiérrez: El impactante diálogo que revela la demanda

Por

 

Síguenos en Twitter

 

 El conflicto entre Ignacio Gutiérrez y Chilevisión recién comienza. Esta mañana salieron a la luz detalles de la demanda del animador contra el canal que, según indica, “ha cometido discriminación arbitraria en contra de mi persona” y por ello solicita el “pago del máximo de la multa establecida por la Ley Nº 20.609 (Ley Zamudio)”

En el texto de 21 páginas disponible en el sitio web del Poder Judicial, el animador hace primero un relato de lo que ha sido su vida personal y reconoce abiertamente que tras varias relaciones heterosexuales, en un momento “fue lo suficientemente honesto conmigo para entender que algo sentía por las personas del mismo sexo”.

En paralelo, detalla su experiencia laboral en distintos canales de televisión hasta su arribo a Chilevisión, en el año 2003 para sumarse a “SQP” y posteriormente a otros espacios de la señal, destacando que en noviembre de 2015 renovó su contrato con el canal hasta el 31 de diciembre de 2017; contrato en el que se establecía, entre otras funciones, que sería el conductor y/o coanimador de “La mañana de Chilevisión” o “aquel programa que lo reemplace sea éste franjeado prime, off prime o aquel que CHV determine”.

Según indica, todo iba bien hasta que “fui víctima, por parte de la administración del canal, de una actuación discriminatoria que jamás había sufrido en mi vida”.

En detalle, explica que en diciembre de 2015 y enero de 2016 sostuvo “un par de reuniones” con el asesor estratégico del nuevo director ejecutivo Francisco Mandiola, Holger Roost-Macías, quien le indicó que debía “jugar más con mi homosexualidad”. Algo que Gutiérrez indica le “parecía sospechoso”

El 1 de marzo, en una nueva reunión con Roost-Macías en la que participó además la productora general Patricia Vargas y la animadora Carolina de Moras, entre otros, en los que se le indicó que luego de “estudios” habían llegado a la conclusión que “el conductor del matinal debía ser heterosexual” pues, y cita textual, le dijeron que “se necesita que tenga tensión sexual con la conductora” y le señalaron que “por razones obvias tú no puedes serlo, porque eres homosexual”.

Aunque De Moras intentó defender su rol, Roost-Macías afirmó que el nuevo “dueño de casa” del matinal sería Rafael Araneda por lo antes señalado.

Ante dicha situación, “Nacho” respondió que “no puedo trabajar acá”, y el asesor le dijo que “yo sabía que esto iba a pasar. Por eso contraté al coach (Fernando Gómez Rovira, a quien le pidieron que lo ayudara a “potenciar” sus gestos gay). Queremos que pongas esfuerzo para que esto funcione. Si nos va mal, sacamos a Rafa Araneda y esto sigue como siempre”.

Con dichas palabras finalizó al reunión y dos días más tarde se reunió con Javier Goldschmied, director de producción de CHV, a quien le manifestó que había sido objeto de discriminación y le pidió que “terminase anticipadamente mi contrato, pues mi dolor y sufrimiento eran tan grande que no quería volver a poner un pie en el canal”. Sin embargo, el ejecutivo le dijo que no finalizaría el vínculo laboral.

El 4 de marzo, en una nueva reunión, esta vez con Mandiola incluido, solicitó nuevamente el fin de su contrato alegando discriminación, y Roost-Macías le dijo que Araneda se sumaba como animador “porque nuestro objetivo es conquistar al público conservador”, lo que lo hizo sentirse nuevamente discriminado. “Discriminar no es ilegal”, le respondió Roost-Macías, para su sorpresa.

El animador señala que desde el 7 de marzo se encuentra con “licencia médica psiquiátrica debido al cuadro de intensa ansiedad, insomnio global y cansancio, desencadenado por los hechos antes señalados”.

Por todo aquello Ignacio Gutiérrez exige el pago de una multa de 50 UTM, pero que además se condene a CHV el pago de las costas de esta causa que recién comienza.

VIDEO Revelaciones de Nacho Gutiérrez en demanda contra CHV remecen medio televisivo

PUB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo