CHV y demanda de "Nacho" Gutiérrez: Canal acusa falta a la verdad y pide sanción

Por

 

“El relato del demandante, señor Gutiérrez, no se ajusta a la realidad. Más bien, el demandante hace una interpretación sesgada y acomodaticia de lo ocurrido. Amplifica sus reacciones e imputa la expresión de frases que nunca se dijeron”. Con esas palabras los abogados de Chilevisión parten respondiendo a la demanda que Ignacio Gutiérrez presentó a comienzos de abril pasado contra la casa televisiva, acusando haber sido discriminado por su orientación sexual.

Según afirmó el animador, el asesor estratégico de la señal, Holger Roost-Macías, le indicó que iban a incluir a “La mañana de CHV” a Rafael Araneda porque “el conductor del matinal debía ser heterosexual” y “por razones obvias tú no puedes serlo, porque eres homosexual”. Sin embargo, desde la estación propiedad de Time Warner aseguran que “los hechos que relata no ocurrieron de la manera que los describe” y que “la demanda carece de todo fundamento”.

Los abogados de Chilevisión detallan que la señal reconoce las reuniones que menciona Gutiérrez; reuniones en que se indicó que buscarían que cada animador del matinal tuviera “roles específicos” en “un ambiente hogareño”. “Al principio las cosas iban bien. El Señor Roost- Macías señaló que el programa podía operar como un ‘sitcom’, en que cada conductor podía tener un rol desde el cual aportar. Agregó que podía haber una dueña de casa (Carolina de Moras) y un dueño de casa, el que ‘por razones obvias Nacho no podía ser’ (cita textual). El señor Gutiérrez respondió con tranquilidad: ‘obvio que no’ (cita textual). Entonces el señor Roost-Macías menciona que Rafael Araneda se incorporaría al programa”, explican en el texto, para luego agregar que fue entonces que “Nacho” afirmó “yo no voy a trabajar con Rafael Araneda”.

Por todo aquello, en el escrito de 35 páginas, afirman que “el malestar del señor Gutiérrez en la reunión que se describe no tuvo que ver con comentario alguno sobre su orientación sexual”, advirtiendo que “el asesor de CHV (Roost-Macías) nunca emitió comentarios descalificatorios relacionados con las preferencias sexuales del demandante”. Desmienten tajantemente que al animador se le hubiese afirmado la existencia de estudios que señalarían una incomodidad de la audiencia con su homosexualidad e indican que, a su juicio, “el real motivo de la molestia del demandante fue la inclusión del señor Araneda al matinal y no, en cambio, supuestos comentarios discriminatorios sobre su homosexualidad. Estos nunca tuvieron lugar”.

CHV solicita sanción contra Gutiérrez

En su respuesta a la demanda presentada por Ignacio Gutiérrez, Chilevisión dice que “la idea errónea de que habría sido discriminado por su orientación sexual emergió con posterioridad (a las reuniones ya mencionadas) en la mente del señor Gutiérrez como una forma de explicarse a sí mismo y a los demás su desmesurada reacción emocional negativa respecto de otro conductor del matinal”.

El canal va más allá y asegura que el ex “SQP” está “usando su identidad sexual de una manera que sólo perjudica la causa homosexual” ya que, declaran, “cuando el demandante se victimiza injustificadamente, invocando en contra la Ley Zamudio, trivializa una causa”.

Para ellos “la Ley Zamudio no se promulgó para dirimir intercambios de pareceres en el contexto de quienes tienen a su cargo sacar adelante un mero programa de televisión”, razón por la que afirman que “la presente demanda constituye un uso abusivo de la Ley Zamudio, para fines diversos de aquellos para la que fue promulgada, por lo que el demandante deberá ser sancionado por entablar una denuncia precaria en fundamentos”.

Como Chilevisión niegan haber incurrido en actos de discriminación arbitraria contra “Nacho” Gutiérrez, “motivo por el cual es el señor Gutiérrez quien debe acreditar todas sus imputaciones”, indican.

Por otra parte, el canal declara que “su única finalidad (de Gutiérrez) parece ser desentenderse del contrato de prestación de servicios de su sociedad con Chilevisión y, de paso, buscar una forma que le permita injustificadamente exigir una indemnización de perjuicios a la que no tiene derecho”.

Cabe recordar que tras estallar el conflicto el animador solicitó poner fin anticipado al vínculo contractual que mantiene con la casa televisiva, pero no obtuvo respuesta positiva. Al respecto, CHV explica que no aceptó la petición, que desde la vereda de Gutiérrez se planteó como una forma de evitar la demanda invocando la Ley Zamudio, porque “él estaba manipulando la situación” y “los verdaderos motivos de su molestia nada tenían que ver con su homosexualidad”.

La estación aprovecha la instancia para destacar que tiene políticas de especial cuidado y respeto por el trato de la homosexualidad y que tanto CHV como sus dueños “tienen una larga y reconocida trayectoria en defensa de las minorías y, entre ellas, de la comunidad homosexual”.

 

PUB

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo