El legado de Luciano Brancoli

El profesional fue uno de los responsables del despegue de la alta costura en Chile. Reconocidas figuras del espectáculo fueron algunas de sus principales clientas.

Por

 

Síguenos en Twitter

 

La mañana de ayer falleció a los 70 años de edad el reconocido y destacado diseñador de vestuarios Luciano Brancoli, quien aparentemente sufrió un ataque cardíaco mientras se encontraba de vacaciones por Europa, específicamente en Madrid, una ciudad a la que se sentía muy cercano, ya que fue allí donde estudió diseño de interiores.

Sin embargo, tras egresar de la Universidad Complutense, serían los trajes y las telas los que verdaderamente lo cautivarían , hasta que en la década de los 80′ se transformó en una de las figuras más relevantes de la emergente escena local, junto a Rubén Campos y José Cardoch, entre otros.

Para lKaryn Coo, uno de los nombres que lidera rubro en estos días, fueron Brancoli y sus contemporáneos quienes encabezaron la apertura del diseño nacional hacia otros horizontes que no habían sido explorados.

“Es una perdida para el diseño chileno, ya que lideró una época muy linda en donde por fin el diseño nacional empezó a dar de qué hablar y lo llevaron a nivel internacional. Él junto a un par más fueron los que hicieron más conocido el rubro de la alta costura y Luciano ha vestido a toda mi familia, a mi abuela, mis tías y él me tenía mucho cariño por la cercanía con mi familia, donde tuvo muchas clientes”, cuenta la diseñadora a Publimero, sin ocultar lo impactante que le resulta la inesperada noticia.

“Lo vi hace dos semanas comprando en una tienda y siempre alegre, jovial y lleno de energías. Es terrible”, enfatiza Coo.

Brancoli, nacido el 14 de agosto de 1945, se encontraba cumpliendo 34 años de una carrera plagada de buenas críticas y de diseños que han quedado en la memoria colectiva local, sobre todo sus vestidos de novia. Fue él quien vistió a Cecilia Bolocco en su matrimonio con Michael Young, a Raquel Argandoña con Eliseo Salazar y el de Marlen Olivari.

En 1981, Argandoña usó toda una semana vestidos del diseñador en el marco del Festival de Viña del Mar del cual era jurado, sim embrago, la propia protagonista nos cuenta que aquel vestido metálico que quedó en la memoria de todos luego que la pifiaran en la Quinta Vergara, era el único de aquella semana que no pertenecía a Brancoli.

“El empezó conmigo en televisión y lo que más le quedó en la retina a la gente fue en el Festival de Viña cuando me creó todos los looks de las siete noches, pero el metálico se mandó hacer a Nueva York, ese es el error que tienen varios, me ayudó a diseñarlo, pero no lo hizo él”, asegura la ex “Quintrala”

Lo que realmente pasó fue que Luciano Brancoli modificó aquella prenda, dejando la pura pollera y cosiéndole un top con escote hasta el ombligo, dando clases una vez más de su talento.

Este diseñador también logró una destacada carrera en televisión, participando de programas como el matinal “Buenos días a todos”, la “Gala del Festival de Viña”, en donde comentó los looks de los famosos y artistas en la alfombra roja, y como jurado del programa “Proyecto Miss Chile” de Canal 13, en donde se buscaba a la mejor candidata nacional para el Miss Mundo 2013.

Sin embargo no le bastó ser el diseñador de destacados rostros como Raquel Argandoña y Cecilia Bolocco, ya que el profesional también extendió su trabajo al cine y al teatro, contribuyendo en la confección del vestuario de la cinta chilena “Coronación” (2000) de Silvio Caiozzi y en las obras teatrales de los actores Liliana Ross, Tomás Vidiella, Cristina Tocco, Jaime Vadel, Silvia Piñeiro y Malú Gatica.

Un hombre que hizo casi de todo en la vida, por eso Argandoña, quien reconoce que mantenía contacto con Brancoli y que lo había visto sólo hace un par de semanas, cree que el diseñador se fue feliz.

“Era un gozador de la vida, lleno de proyectos, que le gustaba la buena mesa, alegre, optimista. Yo creo que la muerte fue muy repentina y nos conmocionó a todos, sobre todo a los familiares, pero estaba de vacaciones,en la misma ciudad donde estudió lo que tanto amaba y creo que feliz”, asegura.

Por Mauricio Neira

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo