Conoce a Anselmo, el participante de "The Voice" que conmovió con su voz e historia de esfuerzo

Por

 

“Cuando la música me empezó a dar de comer, cuando me comenzó a dar para vivir, ahí me di cuenta que esto era lo mío ya que además me encanta cantar”, cuenta Anselmo Sandoval, el joven participante de “The Voice Chile” que conmovió con su voz e historia de esfuerzo en el regreso del estelar busca talentos.

Sandoval, de 22 años, ha vivido cosas muy difíciles para un chico de su edad, pero nunca se ha dado por vencido y encontró en el canto una especie de “salvavidas” que le ha permitido salir a flote y no ahogarse en los problemas, según cuenta.

“A los 11 años me fui de la casa de mi mamá porque ella ya no podía hacerse cargo de mí…, me fui a vivir con un hombre que me ayudó mucho y me entregó valores, pero igual no fue fácil ese tiempo ya que la echaba mucho de menos (a su madre)”, recuerda en conversación con Publimetro, añadiendo que fue en ese periodo que la música comenzó a tener otro sentido para él.

“Tenía como 16 años cuando me pregunté a mí mismo ‘¿qué vas a hacer?’, y entonces tomé la guitarra y empecé a tocar. Ahí me di cuenta que no estaba solo, que tenía mi guitarra al lado y que me acompañaba”, señala.

Antes de cumplir 18 años Anselmo Sandoval se quedó sin un lugar para vivir, por lo que debió dormir varias veces a la intemperie y enfrentar, cara a cara, lo bueno y malo de la calle. “Estando ahí aprendí que tenía que elegir entre dos opciones… porque te encuentras con los ladrones y la gente que vive de la mano de la calle, y están las otras personas que aprenden a rescatar lo bueno de esa experiencia, y yo decidí tomar a estos últimos como ejemplo”, indica el joven que, entonces, comenzó a ganarse la vida cantando en las micros.

Aunque tiene un color de voz muy especial y derrocha un talento natural que ya encandiló a la estrella española Ana Torroja, revela que “nunca me tuve mucha fe” en esto del canto. De hecho, se animó a cantar en el transporte público sólo después de que una señora lo escuchó y se le acercó para felicitarlo. Y como aún así no se creía mucho el cuento, revela que decidió “esforzarme el doble y aprender más de la guitarra” para así brindar un mejor espectáculo en cada “recorrido”.

Tras enterarse del regreso de “The Voice”, sintió que se le presentaba una oportunidad y decidió tomarla. Se presentó en el escenario y al son de “Bailando con tu sombra” de Víctor Heredia logró que Torroja diera vuelta su silla y lo sumara a su equipo.

“Estoy feliz trabajando con ella… Ana ha sido un buen apoyo para mí y siento todo su cariño cuando me critica cosas, cuando me corrige, y estoy ensayando para lo que se viene, para que esté orgullosa y poder llegar a ser un buen músico”, señala con un entusiasmo que, reconoce, en algún momento no ha tenido.

“Muchas veces me he deprimido y he querido bajar los brazos, pero luego me acuerdo por lo que estoy luchando y se me pasa”, dice.

“¿Y por qué estás luchando?
“Por cumplir mi sueño… no puedo contar de que se trata, pero mi misión en la vida tiene que ver con los niños y el hecho de que cuando chico no tuve muchas oportunidades, en el sentido de los estudios o el acceso a la cultura, además muchas veces pasé hambre. Por ahí va un poco mi sueño, y no voy a bajar los brazos hasta cumplirlo”.

 

Karen Cordobez/PUB. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo