Irina Shayk se desnuda para GQ y hace "particular" confesión

Por

Irina Shayk deleita a todos sus fanáticos con un nuevo desnudo, la modelo posó como Dios la trajo al mundo para la Revista GQ de Italia.

En las fotografías en blanco y negro, la novia del actor Bradley Cooper exhibe toda su sensualidad. La modelo estuvo bajo las órdenes del fotógrafo Mario Sorrenti, quien logró capturar la belleza natural que la caracteriza. Además de la sesión fotográfica Irina concedió una entrevista, realizada por Riccardo Tisci, director creativo de la marca Givenchy.

Tisci describió a la joven rusa como “una chica enérgica que pone el alma en todo lo que hace”, también resaltó, “es la primera en llegar al set y la última en salir”.

En la sesión de preguntas y respuestas Irina recordó su infancia con sus padres y su hermana en la pequeña ciudad de Yemanzhelinsk. “Tengo sólo buenos recuerdos” , afirmó Shayk.

Además, contó que no soñaba con modelar y que de niña odiaba los vestidos de color rosa y flores que le hacía poner su madre. Asistió a una escuela de música y a los 19 años descubrió su pasión por las pasarelas de casualidad.

Su vida cambió cuando acompañó a su hermana Tatiana a un casting de una agencia de modelos y su belleza no pasó desapercibida. Aunque sus primeras experiencias en el mundo de la moda no fueron tan gratas, “nunca había viajado en avión hasta los 19 años. Cuando llegué a París por primera vez tenía 20 años, y nada que ponerme ni que comer. Recuerdo que me sentía muy avergonzada delante de otras modelos por cómo iba vestida”, recordó Irina.

@gqitalia @mario_sorrenti @riccardotisci17 @heiko_keinath @smrichardson1 #GQitalia

A photo posted by irinashayk (@irinashayk) on Aug 18, 2016 at 7:51am PDT

Durante su adolescencia, la rusa no se sentía hermosa, hasta reveló que quería ser hombre. “Nací y crecí en un pueblo pequeño, y ni siquiera pensaba que fuese especialmente guapa. A los 14 años, habría dado un brazo por ser un chico: estaba convencida de que era horrible y de que nadie me encontraría nunca atractiva”.

Entre 2010 y 2014 Irina mantuvo una relación amorosa con el delantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo. Desde principios de 2015 mantiene un intenso romance con el nominado al Oscar Bradley Cooper, de 41 años.

@gqitalia @mario_sorrenti @riccardotisci17 @heiko_keinath @smrichardson1 #GQitalia

A photo posted by irinashayk (@irinashayk) on Aug 18, 2016 at 7:52am PDT

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo