Jorge González y su nueva etapa: "Ya no le doy miedo a la gente"

En entrevista con La Tercera, el músico hace un repaso por su proceso de rehabiltación, sus deseos de volver a los escenarios y Los Prisioneros.

Por

 Desde su casa en San Miguel, donde se recupera de un accidente cerebro vascular, el músico Jorge González habla de sus rutinas diarias de recuperación, la nueva vida que emprendió y sus recuerdos del pasado como líder de la banda Los Prisioneros. También, adelanta algo de su próximo trabajo musical, con el cual pretente volver a los escenarios.

En entrevista con La Tercera, publicada este domingo, el cantautor nacional asegura que uno de los cambios más radicales tras su enfermedad, es que la gente le perdió el miedo y se acerca a él permanentemente. “Es mejor (inspirar temor), hay más distancia. A la gente ya no le doy miedo. De alguna manera, enfermarse humaniza, me ha puesto mucho más humano a los ojos de la gente”, aseguró el ex Prisionero.

“Eso ha sido bueno y malo al mismo tiempo. Ha sido bueno ver a la familia, pero ha sido muy incómodo ser Jorge González. Siempre fue extraño. Es mucho atado en la calle, no me dejan ser yo. Por eso me fui a vivir afuera por tanto tiempo. Creen que te conocen porque te vieron en la tele, yo les tengo que explicar que no soy de la tele, pero la mayoría no lo entiende. La gente lo que quiere es sacarse selfies y mostrarle a sus amigos que estuvieron con un famoso. Siempre salgo a pasear a una plaza por aquí cerca, me gusta estar ahí. Pero a comer salgo poco, porque es el festival de la foto”, cuenta a La Tercera.

Jorge González se encuentra en rehabilitación hace un año y medio, luego de que el 8 de febrero de 2015 se le diagnosticara un infarto isquémico cerebeloso que lo dejó con secuelas en su habla y en su motricidad. Hoy vive con su padre, el también cantante Jorge González Ramírez, y su proceso de rehabilitación lo realiza entre la Teletón y caminatas por las calles de San Miguel. “Ha sido todo muy bien. Estoy asistiendo a clases de andar (caminar), para parecer más normal. Hay días buenos y otros muy exigentes”, explica.

“Siempre me levanto a trabajar bien temprano, a ver qué me ofrece el día. Todos necesitamos que nos alumbren el camino de alguna forma. El camino de la vida no es sencillo para nadie, hay que encontrar la manera de darle luz, y si se puede por dentro, mejor aún. Hay una luz que nunca se apaga, como dice esa canción tan linda de los Smiths. En realidad, toda la vida he requerido de luz, pero en los últimos años he estado particularmente necesitado de ello. O probablemente tenga más conciencia de necesitarlo”, explica el artista.

 

Regreso a los escenarios

González asegura que durante este proceso de recuperación también ha escrito nuevas canciones, las que quisiera proyectar en un futuro regreso a los escenarios. “Me gustaría mucho volver a tocar en primavera y estaba pensando en hacer cosas al aire libre. Esa es la onda. Me gustaría tocar en plazas y cosas públicas, no muy “caretas”, más bien expansivas”, explica en la entrevista.

“Me imagino feliz cantando de todo y que las canciones más conocidas las cante el público. Como Sexo, que ya no estoy muy ahí, pero a la gente le encanta. Igual hay que incluir temas así, por respeto a los que van, porque la cosa no es mía no más. Me revitaliza pensar eso, sobre todo por la época primaveral, el año pasado fue difícil para todos, no sólo para mí. A harta gente le pasaron cosas tristes, la salud está difícil. Hay que tirar pa’ arriba y si me toca hasta dirigir una orquesta, lo hago feliz”, dice.

El artista también explica que escribió una biografía sobre su vida, dónde recuerda su etapa con la drogadicción: “No tengo muchos recuerdos. Sólo creo que cada uno tiene que pasar por su propio infierno en algún momento. Por suerte lo superé, ya no tengo vicios ni nada, nunca más las necesité. Sería mucho más complicado todo ahora si más encima hubiera droga. Creo que mi padre y yo hemos combatido nuestros demonios y adicciones. Para él, el alcohol; para mí, la droga. Lo vivimos y lo pasamos. Ese era el infierno que traíamos. Yo ya dejé hace mucho las drogas. Hay gente que también las dejó, pero no se acuerda dónde (se ríe)”, puntualiza.

 

Los Prisioneros

Pese al proceso que está viviendo, Gonzalez no cambia su postura frente a la banda que lo lanzó a la fama. “No escucho los discos de Los Prisioneros hace décadas, ya fue. ¿Y si en la radio suena una canción de ellos,?. La cambio, pongo algo que me guste”, asegura. Luego agrega: “No sé que recuerdan de esos pelotudos que tocaban conmigo, con disculpas de mi amigo Miguel (Tapia). Pero el otro muchacho era bastante pelotudo, no sé qué hizo en realidad. Me refiero al compadre que toca la guitarra, porque no aportó mucho en realidad. Más bien hizo que el grupo fuera polémico”, expresa en la entrevista.

Luego, recapacita y se retracta de sus palabras sobre Los Prsioneros y Claudio Narea.”Creo que no juzgué bien a Los Prisioneros. me siento muy mal de hablar así de Claudio, porque fue una persona que dedicó su vida a la música”, asegura. Sin embargo, descartó una reconciliación a corto plazo con el músico

En relación al legado artístico y que musicalmente haya sido situado a nivel de Víctor Jara y Violeta Parra. “Eso me parece increíble, sobretodo considerando que estoy vivo. estamos hablando de gente muy importante , que hizo la movida de carrera más importante, que es morir. Pasaron a ser eternos. Por eso es muy difícil para un vivo llegar a eso. Conozco muy bien la obra de Violeta y está mucho más alta que yo. Pero  trabajaré para estar a esa altura”, explica.

Lea aquí la entrevista completa a Jorge González

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo