Pablo Aguilera y los 30 años de su programa en radio Pudahuel: "La gente aprecia que uno sepa escuchar"

"La mañana de Pablo Aguilera" cumple 3 décadas al aire y para celebrarlo, hoy se vivirá un concierto que contará con artistas de la talla de Myriam Hernández y Los Vásquez.

Por

Síguenos en Twitter

 

“Quiero que esto sea una retribución al cariño de la gente. Para ellos y para quienes se fueron”, comenta el locutor Pablo Aguilera en entrevista con Publimetro, respecto a la celebración de los 30 años de vida de su programa “La mañana de Pablo Aguilera” que se realizará hoy en el Movistar Arena y que contará con la participación de artistas de renombre como lo son Myriam Hernández, Natalino, Los Vázquez y Américo, aunque al periodista de 76 años le hubiese gustado sumar más números a la actividad.

“Me hubiese gustado que estuviera Douglas, Mario Guerrero, María José Quintanilla, el ‘Pollo’ Fuentes, y muchos más, pero habría que estar una semana y a mi no me da el pellejo”, analiza entre risas.

Pablo Aguilera, nacido en la comuna de Colbún de la Séptima Región de nuestro país, lleva 56 años dedicado a la radio. Comenzó practicándolo como un hobby, pero se dio cuenta que con su buena voz podría conseguir buenas cosas. Así, trabajo en varios emisoras de amplitud modulada (AM) hasta que recaló por fin en la frecuencia modulada (FM) en el año 1986.

“Afortunadamente cuando llegué a la Pudahuel ya venía haciendo este programa en la Radio 100 en AM”, comenta el locutor, agradeciendo públicamente a los dueños de la emisora en ese entonces, Jaime Vega y Joaquín Blaya, quienes asegura se atrevieron a innovar.

“Obviamente acepté, ya que en ese tiempo las emisoras en FM tenían un sistema de música grabada, principalmente en inglés, y yo pensaba que eso acá no tenía nada que ver con la gente”, recuerda. Por eso Aguilera decidió darle un giro a la radio nacional y, tal como lo hacía en la frecuencia AM, buscó en la interacción con las personas ese sello personal y auténtico.

“Veía en La Vega a las señoras que vendían lechuga con sus tremendos aparatos en FM y no lo escuchaban, porque no les interesaba lo que sonaba. Abrí los micrófonos y el teléfono para los auditores y me di cuenta que era una necesidad de la gente que cada día se hace más fuerte, porque la soledad hace que la gente necesite que la escuchen”, analiza.

Tal como lo ha contado Pablo Aguilera, las historias y llamados de los auditores son el alma del programa que se divide en dos bloques: Uno con el tribunal, que son los llamados de infidelidades, problemas y locuras; y el espacio para lo paranormal, donde fantasmas y espíritus son los protagonistas. En esa linea, Aguilera por supuesto que guarda algunas historias en su recuerdo que difícil se borrarán, como la que nos contó y que no guarda precisamente relación con un llamado a su espacio en la radio.

Un día un señor de una bomba de bencina lo paró para hacerle una consulta. Estaba complicado porque su mujer le reclamaba que era muy machista y que no la dejaba salir a jugar a la pelota con las amigas.

“Déjela. Si sientes que te jode mucho, déjala hacer lo que quiere y no lo va a molestar más”, le dijo Pablo Aguilera con confianza al bombero, argumentando que al no darle problemas para salir a jugar futbol, se le acabarían las discusiones.

Este complicado hombre aceptó el consejo del locutor más popular de radio Pudahuel, pero el resultado no fue el esperado. Pasó a echar bencina un mes más tarde y el hombre lo sorprende saludándolo con un “Pablito, me cagó”.

“La mujer lo había dejado y se había ido con la capitana del equipo”, comenta entre risas Pablo Aguilera.

Y es que con el paso de los años se ha abierto el expectro de las historias que la gente cuenta. Mucho más liberales y sin tapujos, convierten a “La Mañana de Pablo Aguilera” en un reflejo de la sociedad actual.

“El avance que se ha vivido es salvaje, en los primeros años una mujer nunca se habría atrevido a contare lo que me dicen ahora”, comenta el locutor, ejemplificando con el llamado de una dama que se enamoró de otra.

“Me llamó una mujer para contarme que está enamorada de su comadre, y que a la vez su comadre está enamorada de ella, estando ambas casadas y con hijos. Al final terminaron juntas y se separaron. Eso hace 30 años quizás igual ocurría, pero no te lo contaban”, analiza.

Otra cosa importante que ha logrado Pablo Aguilera en estos 30 años de programa, es el que guarda relación con el traspaso generacional que ha vivido. Muchos crecieron escuchándolo junto a sus madres cada mañana y ahora son ellos o ellas quien encienden la radio en su tablet, celular, o mini componente y se hacen acompañar de su confidente favorito.

“Es bien bonito que esto haya ido traspasando generaciones. La gente me para en la calle y me dice que soy la herencia que le dejó su mamá. El programa lo hace la gente con sus historias, entonces la virtud mía es un poco manejar y llevar la “pelota”, pero en realidad la variedad la dan las historias, que pese a que se repitan las temáticas, cada cual es distinta”, confirma.

 

“Había pensado en retirarme”

56 años como locutor y 30 de aquellos en radio Pudahuel no son fáciles de lograr. Los años pasan, las energías se van agotando y muchos comienzan a pensar en el retiro y el descanso.

“Me voy a retirar solo o me van a retirar de manera horizontal”, bromea Aguilera, dando claras luces de que le queda tiempo para rato, pero sorprendiéndonos al asegurar que hace un par de años estuvo pensando en jubilar.

“Lo pensé en algún momento. Encontraba que era bueno salir estando en buenas condiciones y no salir en silla de ruedas. Pero Dios dirá”, sentencia.

Por Mauricio Neira/Pub

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo