Vuelco en polémica sobre controversial escena de "El último tango en París"

Por

 

El cineasta Bernardo Bertolucci sigue dando que hablar tras la polémica que surgió a raíz de unas antiguas declaraciones en las que aseguraba que la actriz María Schneider no sabía de la escena de violación que tuvo que protagonizar en “El último tango en París”.

Ahora, el director da un vuelco en sus dichos y asegura que Schneider sí conocía la controvertida escena, aunque reconoce que la “única novedad” fue la mantequilla que Marlon Brando usó como lubricante.

“Yo he precisado, aunque quizá no he sido claro, que decidí junto a Marlon Brando no informar a María sobre el uso de la mantequilla. Queríamos su reacción espontánea ante ese uso impropio”, ha señalado el cineasta italiano en un comunicado difundido por los medios.

Bertolucci señala que aún así, “hay quien ha pensado y piensa que María no había sido informada sobre la violación. ¡Falso! María sabía todo porque tenía el guión, en el que se describía todo. La única novedad era lo de la mantequilla. Y eso, como supe muchos años después, ofendió a María, no la violación que sufre en la escena y que estaba prevista en el guión”.

El cineasta italiano, de 76 años, dijo que “es desolador que alguien sea aún tan infantil como para creer que en el cine suceda de verdad todo lo que se ve sobre la pantalla”.

“Aquellos que no saben que en el cine el sexo es (casi) siempre simulado, probablemente, cada vez que John Wayne dispara a un enemigo, creen que este muere de verdad”, criticó Bertolucci.

La polémica se refiere a una escena improvisada de la aplaudida “El último tanto en París” (1972), en la que Paul (Brando) viola a Jeanne (Schneider) valiéndose de un poco de mantequilla.

En 2007 la actriz, fallecida en 2011, confesó que durante el rodaje de dicha secuencia se sintió humillada y “un poco violada”.

 

EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo