Transformó su odio por la mayonesa en trabajo: el insólito caso del hombre que ha ganado millones solo por quejarse

¿Y los que no les gusta el ketchup?.

Por Nathaly Lepe

Todo lo que tiene que hacer Chris Owen es entrar a un local de comida, pedir algo y empezar a quejarse y es así como poco a poco a comenzado a acumular dinero en su cuenta corriente.

El director de relaciones públicas de 39 años, de High Wycombe, se transformó en un visionario al combinar dos de sus más grandes pasiones, reclamar y su odio por la mayonesa.

¿Pero cómo lo hace? Owen explicó que todo pasa por entrar a un restaurante y pedir algo del menú que traiga mayonesa y especificar a quien lo atiende que no quiere el aderezo.

Cuando recibe su plato, revisa y si encuentra que lleva mayonesa, exige al local donde está comiendo la compensación correspondiente.

“Piensan que la mayonesa mejora todo pero no es así”, dijo el sujeto que ya es conocido como el “más quejumbroso de Gran Bretaña” a The Sun.

Sobre su trabajo, el que no es ha tiempo completo, asegura que en los tres años que lleva haciéndolo ha recibido más de 3 mil libras -casi 5 millones de pesos chilenos- y que no tiene pensado abandonarlo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo