“Están muertos y vas a tener que vivir con eso”: mató a sus tres hijos, al novio de su ex esposa y a ella la dejó viva antes de suicidarse

“De alguna manera todavía estoy de pie y voy a seguir adelante”, aseguró la mujer.

Por Camilo Henríquez

Hace poco más de 12 meses, Amanda Painter terminó una relación de 9 años con su esposo Justin y dejó la casa con sus tres hijos luego de que su marido tratara de suicidarse.

El 21 de abril de 2017 le dijo que quería terminar la relación y tras pasar la noche juntos, a la mañana siguiente, lo encontró en otra habitación, con una pistola en la mano y entre lágrimas le dijo que planeaba quitarse la vida, señala el Huffington Post.

La mujer de 28 años tomó de inmediato a sus tres pequeños y abandonó la casa. Puso a los niños en el auto, pero antes de partir decidió volver para quitarle el arma a su marido.

Tras lograr su objetivo, finalmente partió y logró quedarse con la custodia de Drake, Caydence y Odin, de 4, 6 y 8 años respectivamente.

La relación con Justin mejoró e incluso se turnaban para cuidar a los niños, pero el 15 de mayo de este año todo cambió, luego de que Amanda le contara que tenía un nuevo novio, que era serio y que pronto se mudarían juntos.

Tras comunicarle la noticia, la joven dice que lo vio “derrumbarse”, ya que Justin siempre guardó la esperanza de una reconciliación.

Esa noche cenó con sus hijos y se fue a dormir, y a las 6.30 de la mañana recibió una llamada de Seth, su novio, diciéndole que estaba afuera y que ya había llegado de un largo viaje para iniciar una vida juntos.

“Ni siquiera colgué el teléfono. Lo arrojé sobre la cama y salí corriendo”, contó Amanda. Seth estaba tan cansado que se acurrucaron en la cama y al poco rato se quedaron dormidos.

Menos de dos horas después, lo que parecía el inicio de una vida nueva terminó abruptamente, luego de escuchar un estruendo y comenzar a sentir un horrible dolor en la espalda.

"Seth, Seth" comenzó a gritar Amanda sin recibir respuesta. Aún no lograba entender lo que pasaba cuando escuchó la voz de Justin que estaba parado en la entrada de la habitación.

Su ex esposo la miró y le dijo: “Seth está muerto. Los niños están muertos. Y vas a tener que vivir con eso”, antes de poner la pistola en su cabeza y suicidarse.

Casi en el mismo instante Amanda volvió a sentir el fuerte dolor en su espalda y cuello, y varias horas después, después de ser llevada a un hospital, le dijeron que la bala había traspasado a Seth y que luego le había dado a ella en el cuello.

Desde el centro asistencial la joven publicó una serie de videos en Facebook contando su historia, acusando además a la justicia de ignorar su advertencia sobre su esposo, ya que le había dicho al juez que era inestable mentalmente y que había tratado de suicidarse.

Ahora, Amanda está tratando de reconstruir su vida pero se le hace cada día más difícil, ya que ella asegura que sus hijos habían sido su “mecanismo de defensa, y ahora se han ido. (Justin) Sabía que cuando me los quitó se llevó todo. Él ganó”.

Sin embargo, y pese a que reconoce que su vida “siempre puede empeorar”, la joven va a seguir luchando y no se va a rendir.

“De alguna manera todavía estoy de pie y voy a seguir adelante. No sé cómo, pero voy a seguir adelante”, finaliza.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo