Sufrió lesiones “terribles y aterradoras” tras ser empalado por un fierro de 1,8 metros y ahora se prepara para correr un ultramaratón

Daniel De Wet quedó atrapado desde la ingle hasta el hombro.

Por Camilo Henríquez

No la cuenta dos veces. La historia de Daniel De Wet es simplemente increíble y habla de un proceso de recuperación de años que tendrá muy pronto su punto cúlmine.

Su odisea parte hace más de tres, cuando trabajaba en Sudáfrica en una mina de oro, señala The Times.

El ingeniero estaba realizando sus labores habituales cuando resbaló y cayó sobre un fierro de 1,8 metros, el que lo atravesó desde la ingle hasta el hombro.

Cuando llegaron los servicios de urgencia no pudieron acostar a Daniel en la camilla, ya que la forma en que el fierro estaba en su cuerpo no lo dejaba, y lo tuvieron que sacar sentado desde el interior.

Tras lograr el “rescate”, el ingeniero fue trasladado en avión hasta Milpark Hospital en Johannesburgo y ahí fue operado varias veces. Sufrió, entre otras heridas, “la pérdida de un riñón y la ruptura de su intestino delgado y varios vasos sanguíneos grandes”.

Las lesiones eran “terribles y aterradoras”, dijo uno de los doctores que lo trató.

De forma increíble, apenas 19 días después del terrible accidente que casi le costó la vida, Daniel dejó el hospital y comenzó un largo proceso de recuperación el que pondrá prueba el próximo 10 de junio.

Durante todo este tiempo Daniel se ha estado preparando para correr en el Maratón de Camaradas, un ultramaratón de 88 kilómetros que es conocido como una de las carreras más exigentes del mundo y donde pondrá a prueba todos sus progresos.

Man who survived impalement on crowbar to do Comrades—–When Daniel de Wet regained consciousness in Netcare Milpark…

Posted by Netcare Milpark Hospital on Thursday, May 31, 2018

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo