“Fue discriminado por no tener brazos”: echan a familia de restaurante porque su hijo de 3 años debía usar los pies para comer

No más discriminación, por favor.

Por Nathaly Lepe

Esperaban que fuera una mañana tranquila, disfrutando un desayuno familiar en una reconocida cadena de Estados Unidos, pero se transformó en una pesadilla cuando el gerente del local les dijo que no podrían comer ahí y que debían retirarse.

El hecho ocurrió cuando el ejecutivo notó que uno de los hijos de la familia estaba comiendo su desayuno con los pies.

La madre acuso que la decisión del local era un acto discriminatorio porque William, su hijo de tres años, nació sin sus brazos y ha reemplazado estas extremidades con sus piernas, debiendo aprender con ellas a comer y beber.

“Podemos tener problemas con el departamento de salud” le dijo el gerente del local a la madre cuando esta preguntó la razón por la cual no podían continuar con su desayuno.

La mujer respondió al gerente de la tienda y señaló que no tendría problemas sanitarios y que había llevado a su hijo al baño para que se lavara los pies antes de tocar la comida.

Le pregunté ¿cuál es la diferencia entre manos y pies?. Le pregunté: '¿Pregunta a todos sus clientes si se han lavado las manos antes de tocar los dispensadores de jarabe?’”, dijo la madre.

“Todos nos miraban y todo. Fue discriminado por no tener brazos”, agregó a medios locales de Arkansas, donde se registró el caso. 

Luego de lo ocurrido y que otros usuarios reclamaran contra el restaurante, la cadena escribió una disculpa a través de Facebook, asegurando que capacitarían a su personal especialmente “respecto al trato de sus clientes con discapacidades”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo