Se le quemó la casa, su abuelo de 92 años lo recibió con los brazos abiertos y terminó estafándolo para pagar los implantes de senos de su novia

Le robó los pocos ahorros que había juntado en su vida.

Por Camilo Henríquez

El año 2012 Luke Quatrini vio esfumarse buena parte de su “esfuerzo” luego de que se incendiara su casa. Tras el siniestro, su abuelo Clifford Bartlett lo recibió con los abrazos abiertos en su hogar para que partiera de nuevo.

Sin embargo, eso terminó siendo el inicio de la pérdida de los ahorros de toda la vida del anciano de 92 años, indica Daily Star.

Hoy se conocieron detalles de un juicio que lleva un par de años y que incluso Clifford no verá llegar a su fin, ya que murió el año pasado.

Según los fiscales, apenas 10 meses después de su llegada a la vivienda, Quatrini comenzó a robar los ahorros de su abuelo, y terminó por dejarlo sin un peso, ya que el anciano ni siquiera tenía dinero para pagar los servicios básicos.

El hombre de 34 años usó la tarjeta bancaria de su abuelo sin su consentimiento para realizar un depósito de 700 dólares para una cirugía de aumento de senos de su novia Emma Hodges.

Además, terminó gastando otros 3.300 dólares en pasajes de avión, compras en Amazon y trabajos de construcción.

Al inicio del juicio, los magistrados vieron llorar a Bartlett mientras estaba sentado en el estrado, asegurando que su nieto le había robado “los ahorros de toda mi vida y mi pensión”.

Michael Bartlett, uno de los hijos de Clifford, dijo en la audiencia que su padre también se había puesto a llorar en una visita a su casa, luego de ser avisado de que le cortarían la electricidad, ya que en su cuenta no había dinero para pagar la deuda y no entendía como habían “desaparecido” cerca de 4 mil dólares.

El juicio sigue su marcha y Quatrini sigue declarándose inocente de los delitos de fraude por los que está imputado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo