Vendió una tierna foto con su perrito a un banco de imágenes y su vida se echó a perder al convertirse en el "rostro de la bestialidad"

Pensó que ganaría un dinero extra, pero ahora se arrepiente.

Por Christian Monzón

Yair Kivaiko, un ciudadano israelí de 36 años, era feliz sacándose fotos con su perrito, las cuales siempre subía a redes sociales.

Un día, desde un banco de imágenes se contactaron con él para ofrecerle 50 dólares por una de las instantáneas, en donde aparecía sonriente junto al can, el cual le lamía la frente.

Al hombre le gustó la idea ya que pensó que así ganaría un poco de dinero. Sin embargo, a un año de vender la fotografía se arrepintió totalmente.

Esto debido a que el banco de imágenes deja a disposición de los medios de comunicación que están afiliados las instantáneas, para que estos las usen a su libre disposición como referencia a distintos tipos de nota y artículos.

Pero un sitio web en particular no la utilizó por ejemplo para alguna nota que dijera "estudio confirma que el perro es el mejor amigo del hombre", o "consejos para tener a tu mascota feliz", sino que para acompañar el siguiente título: "Tribunal supremo canadiense pregunta cuál es la bestialidad verdadera? En serio!".

Quizás esto no dice nada, pero el artículo trata sobre la zoofilia. "Me sentí mortificado", aseguró Kivaiko a The Sun.

Y si bien la web en donde salió la nota no es muy conocida, igual hizo pasar un muy mal rato al hombre, el cual debió explicar a sus amigos y familiares que aparecía una nota con una imagen referencial de él sobre este hecho, para que estuvieran atentos ante cualquier cosa.

Finalmente Yair se comunicó con el medio en cuestión y logró que estos bajaran la fotografía, por lo que ya no aparece relacionado a un artículo sobre zoofilia, pero si dejó una lección sobre los cuidados que hay que tener con las imágenes, para así evitar malos ratos como vivió el hombre.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo