Fatal inocencia o estupidez: Creyó que su chaleco era “a prueba de puñaladas” pero descubrió de la peor manera que estaba equivocado

El joven se apuñaló a sí mismo para probar que su chaleco detendría el cuchillo.

Por Nathaly Lepe

Una extrañísima muerte encontró Jordan Easton de 22 años, luego que se apuñalara a sí mismo tratando de probar a sus amigos que su chaleco era “a prueba de puñaladas”.

Todo comenzó cuando días después de su cumpleaños conversaba con sus amigos en la cocina de la casa de uno de sus padres en Cleveland.

Ahí, mirando la protección abdominal que tenía su chaleco pensó que esta lo protegería si intentaba enterrar un cuchillo en su cuerpo y sin pensarlo dos veces, se apuñaló.

De esa manera se enterró el cuchillo en el pecho y debió ser trasladado de urgencia al hospital Universitario de North Tees, donde a pesar del esfuerzo de los médicos no pudieron salvarlo.

El detective a cargo de la investigación, Ted Butcher, confirmó que el informe forense determinó que la herida fue autoinflingida.

La madre de Jordan aún no supera lo ocurrido y dijo estar devastada especialmente porque le resultaba “difícil de creer el concepto de que Jordan habría actuado conscientemente”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo