Lo arrestaron por porte ilegal de arma de fuego y todo por llevar tatuada una pistola en la frente

La detención ha generado polémica, porque no se ha mostrado el arma real.

Por Nathaly Lepe

Según la policía de Greenville, en Estados Unidos, el tatuaje en la frente de Michael Vines, decía por todos lados crimen, así que decidieron detenerlo y procesarlo por porte ilegal de armas.

El sujeto había estado involucrado en un accidente automovilístico y según los paramédicos que lo atendieron y de acuerdo con el reporte que entregaron a la policía, el sujeto había arrojado un arma lejos de la escena.

El hombre -quien tiene prohibido federalmente poseer un arma- al parecer manejaba bajo los efectos de los estupefacientes al momento del accidente.

Pese a la alerta de bomberos por la presencia del arma, los uniformados no la encontraron aunque consideraron que el tatuaje en la frente era prueba suficiente y a los cargos de conducir con licencia suspendida y en exceso de velocidad agregaron posesión de un arma de fuego.

Ante la polémica que generó el caso, la policía de Greenville aseguró que “la verdadera arma se colocó en propiedad y evidencia”, aunque no la han mostrado públicamente para confirmar la versión de que el detenido trató de deshacerse de ella al momento del accidente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo