"Eran unas hienas, eran unos salvajes como le pegaban": el crudo relato del testigo del salvaje asesinato a mujer en Barrio República

"Cuando esté el último preso, ahí voy a desahogarme. Por eso le doy un abrazo de aquí a la familia y espero que sigamos juntos hasta el final y le pido perdón por no haberla podido salvar y gracias por haberme salvado a mí. Le quiero puro decir a la familia que voy a seguir hasta el final para que queden presos estos asesinos", expresó el hombre.

Por Christian Monzón

Impacto nacional causó el asesinato de Margarita Ancacoy en el Barrio República. Desde los detalles detrás del brutal ataque, hasta la detención de ciudadanos ecuatorianos producto del hecho y la posterior tortura que recibieron dos de los arrestados en manos de otros reos en la cárcel de Santiago Uno lo que derivó además en que un gendarme terminara en prisión preventiva por no detener e informar sobre este hecho a sus autoridades, provocó que esta situación se convirtiera en uno de los tópicos más comentados durante los últimos días.

Y justamente el tema sigue manteniéndose en primera plana luego que un testigo del brutal crimen revelara cómo fue que ocurrió el hecho. Juan Obreque dio a conocer antecedentes desconocidos del ataque a Canal 13, indicando que él también fue abordado por los autores del salvaje delito.

"Eran unas hienas, eran unos salvajes como le pegaban. Yo les rogaba, les suplicaba que no le pegaran más por favor. ¡Suéltenla, suéltenla!’ les gritaba, pero no escucharon", declaró el hombre.

Obreque se dirigía a su trabajo en el Club Hípico cuando apenas se bajó de la micro vio a siete hombres que se acercaban a él con claras intenciones de cometer algún delito. "En mi reacción, y como los conocía yo, me saqué el cinturón y los enfrenté. Como que ellos se detuvieron un poco y miro para atrás y viene un compadre con un palo a pegarme. Yo me echo para atrás y ahí es donde aparece el compadre que salió a atajar a la señora y ella arrancó para el medio, cuando yo le gritaba ‘¡arranque señora, arranque!’ No sé si me habrá escuchado la señora, pero ella arrancó para el lado mío", indicó.

El hombre, el cual prestará declaración a la fiscalía este martes, señaló que reconoció a Ancacoy, ya que ambos transitaban por esa zona a esa hora debido a que trabajaban en esa área. "Tenía la costumbre de venirme a las 5.20 de la mañana y a esa señora la veía todos los días llegar a esa hora también a media cuadra de lo que pasó", expresó.

El testigo señaló que logró huir del lugar para ir en búsqueda de Carabineros para poder ayudar a la mujer. Al llegar, se encontraron con la víctima tendida en el suelo, aún con vida.

Esta situación dejó mal a Obreque, resaltando que tiene encima "el sentimiento de no poder haberla salvado. Ella me salvó a mí al final".

"Cuando esté el último preso, ahí voy a desahogarme. Por eso le doy un abrazo de aquí a la familia y espero que sigamos juntos hasta el final y le pido perdón por no haberla podido salvar y gracias por haberme salvado a mí. Le quiero puro decir a la familia que voy a seguir hasta el final para que queden presos estos asesinos", remató.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo