El brutal caso que investiga la policía de California: embarazada le habría pedido a su novio que le golpeara el estómago para matar al bebé

La niña tenía “lesiones traumáticas” que le causaron la muerte.

Por Camilo Henríquez

La policía de Bakersfield en California está investigando un brutal caso luego de la muerte de un nonato de 30 semanas de gestación debido a “lesiones traumáticas”.

Según los datos entregados por el Kern Medical Center, el 24 de mayo una mujer embarazada llegó hasta el hospital con dolores en el abdomen.

Los médicos realizaron una cesárea y encontraron que la niña tenía el cráneo fracturado y múltiples lesiones que le terminaron causando la muerte. Eso sí, el documento no aclara si murió dentro de útero materno o si logró sobrevivir y falleció luego por las heridas, indica Cleveland19.

La mujer tenía "moretones severos" en el estómago, lo que llevó al personal a preguntar cómo se habían producido. Esta les dijo que se había caído mientras limpiaba en su casa, sin embargo su versión dejó muchas dudas y desde el hospital llamaron a la policía.

Cuando fue interrogada por los agentes la joven confesó que había acordado con su novio que este le pegara en el estómago con el fin de matar al bebé.

El sujeto la habría golpeado al menos unas 10 veces y dejó de hacerlo cuando sintió que la niña ya no se movía.

Por su parte, el hombre desmintió en su declaración los dichos de su novia y aseguró que se negó a dañarla a ella o al bebé.

"Es un caso único. Todavía estamos investigando. Hay muchos ángulos diferentes”, dijo la vice fiscal de distrito Gina Pearl en declaraciones que reproduce  Katu2.

Los medios estadounidenses señalan que la ley de California permite el aborto hasta las 24 o 26 semanas, y que también se permite terminar con al vida del feto “cuando la continuación del embarazo amenaza la vida y la salud de la madre”.

Hasta el momento la justicia no levantó cargos contra ninguno de los dos involucrados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo