¿El mayor glaciar de la Antártica se derrite?: científicos descubren peligrosa actividad volcánica que afecta irreversiblemente al continente helado

Eso sí, no descartan el calentamiento global.

Por Nathaly Lepe

Desde hace 80 años, el glaciar Pine Island, el más grande de la Antártica, ha enfrentado una consistente y considerable disminución en su capa de hielo, preocupando a la comunidad científica por su retroceso.

A contar de 1992 el cambio de esta placa de hielo de dos tercios del tamaño del reino Unido, ha sido mayor y hasta ahora se pensaba que la causa tenía relación con el Cambio Climático y el Calentamiento Global.

Sin embargo, una expedición en 2014 a la zona cambió la perspectiva y alertó acerca de la posibilidad de que el debilitamiento del glaciar se debiera a una fuente de calor volcánico.

El grupo científico, compuesto por especialistas de diversos centros de estudio, detectó la presencia de Helio-3, gas que indica actividad volcánica y que permitió comprobar que hay actividad volcánica ocurriendo bajo la zona occidental de la Antártica.

Cabe mencionar que hasta ahora no había habido evidencia de actividad magmática y que la última actividad de este tipo fue hace 2.200 años.

Los datos de esa observación fueron publicados el 22 de junio en la revista Nature, en el artículo “Evidencia de una fuente de calor volcánica activa debajo del Glaciar Pine Island”.

El autor principal del documento, Brice Loose, oceanógrafo químico en la Escuela de Oceanografía de la Universidad de Rhode Island, sentenció tras el hallazgo que “cuando encuentras helio-3, es como una huella digital del vulcanismo. Descubrimos que es relativamente abundante en el agua de mar en la plataforma de Pine Island”.

Pese al importante dato, los especialistas no descartan que el acelerado derretimiento de la masa de hielo tenga relación con el calentamiento global.

«El cambio climático está causando la mayor parte del deshielo glacial que observamos, y esta fuente de calor recientemente descubierta está teniendo un efecto aún no determinado, porque no sabemos cómo se distribuye este calor debajo de la capa de hielo», dijo al diario español ABC, la profesora de la Universidad de East Anglia en Norwich, Reino Unido, y científica jefe de la expedición, Karen Hewwod.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo