Irrumpió dos veces en la casa de una mujer, la golpeó y la violó y cuando ella volvió del hospital estaba acostado en la cama de la víctima para atacarla nuevamente

Para no creer.

Por Camilo Henríquez

Un caso que realmente cuesta creer y que refleja la indefensión en que quedan muchas veces las mujeres tras denunciar abusos salió a la luz luego de la detención de un hombre en Tennessee.

Según indica Fox2Now, Charles Turner llegó hasta la vivienda de una mujer e irrumpió en la propiedad quebrando un vidrio.

El sujeto tiró al piso a la dueña de casa, tomó un trapeador y la golpeó en repetidas ocasiones antes de escapar.

La mujer llamó al 911 y la policía hizo algunas diligencias, pero apenas dos horas después del primer ataque tuvieron que regresar al lugar luego de un nuevo pedido de auxilio.

La joven estaba acostada en la cama cuando Turner volvió a ingresar a la casa por la misma ventana que había destrozado anteriormente.

El ataque fue brutal, ya que la golpeó en la cara, la estranguló y la violó. En un momento, la mujer apretó con todas sus fuerzas los genitales del hombre y logró liberarse.

Trató de escapar, pero Turner logró atraparla en la calle a los pocos metros, la tiró al suelo y nuevamente la agredió antes de huir.    

Lugo de pasar por el hospital para ser tratada por las lesiones, la policía la llevó a su casa y cuando entraron no podían creer lo que estaban viendo.

Turner estaba acostado en la cama de la víctima y la estaba esperando para atacarla de nuevo.

En esa oportunidad, eso sí, el sujeto no pudo escapar de los uniformados y quedó detenido acusado de violación agravada, robo con agravantes y asalto agravado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo