Ni el mar los detuvo: ataque de perros asilvestrados a cría de lobo marino en Mejillones pone nuevamente el acento en la necesidad de controlar esta plaga

Hay que hacer algo con estos animales.

Por Nathaly Lepe

La diferencia entre un perro asilvestrado y uno callejero y doméstico pasa por el grado de dependencia que existe con el humano y su conducta hacia las personas. Si bien en su mayoría estos animales obtienen su alimento de la basura de los humanos, hay otros que se alimentan cazando y carbonando como cualquier otro cánido silvestre.

Un aspecto que se vuelve preocupante especialmente por el daño que los asilvestrados producen en los ecosistemas y en la fauna nativa y que ha llevado en varias oportunidades a solicitar que se permita su caza.

El último en insistir al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en que reponga la facultad de eliminar a los perros asilvestrados fue el diputado Iván Flores (DC), debido al aumento en los ataques de jaurías en el sur del país.

Y un nuevo caso de ataque ha reinstalado una vez más la discusión, esta vez desde las redes sociales, por el violento ataque de este tipo de animales a una cría de lobos marinos en medio de una lobería en Mejillones.

El registro compartido por @kalitruri muestra como tres perros se lanzan incluso al mar para llegar donde está la cría y cuando logran que los adultos del grupo de lobos marinos se lance al mar, comienzan a atacar al pequeño, arrinconándolo y dándole mordiscos.

“Lamentablemente es una situación gravísima que se salió de control, es un peligro latente para todos, no esperemos a que suceda algo con algún niño  o los que van a acampar a las playas  de Mejillones”, escribió el autor del post.

Si bien hubo comentarios demostrando preocupación por los canes y por la responsabilidad de las personas que abandonan animales, los asilvestrados difícilmente pueden ser recuperados y reinsertados en hogares como mascotas.

Cabe recordar además que en 2015 -debido a una serie de protestas de grupos animalistas- se puso fin al decreto 65 de la Ley de Caza promulgada en 2013, que entre otras cosas permitía la caza de perros salvajes en zonas rurales, con el fin de evitar los daños que provocan.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo