El brutal abuso se prolongaba hasta 12 horas por día: mantenía a su hijo atado, esposado y lo torturaba con collares de choque que le ponía en los tobillos

El menor de 15 años escapó aprovechando un descuido de sus captores cuando estaba en el baño.

Por Camilo Henríquez

Un terrible caso de maltrato quedó en evidencia en Luisiana luego del desesperado pedido de auxilio de un adolescente de apenas 15 años.

Thomas D. Wininger, el padre del menor, y su novia Desirae Tomcanin mantenían prácticamente secuestrado al joven y lo torturaban de una manera brutal, y por momentos los abusos se prolongaban hasta 12 horas por día.

El joven era mantenido atado, esposado y con collares de choque en los tobillos.

Según los detalles que entregó la policía, Wininger pasó con su novia y su hijo por varios Estados en busca de trabajo, por lo que el menor hace mucho tiempo que no iba a la escuela.

En un momento de descuido, y luego de que el adolescente les pidiera ir al baño y aprovechando que le habían sacado las esposas, logró escapar, corrió en medio de un bosque y llegó a una casa vecina donde los dueños de casa llamaron al 911.

La policía encontró en el cuerpo del menor las señales del abuso, ya que tenía lesiones en la cara, marcas en la espalda hechas con la hebilla de un cinturón y quemaduras en los tobillos productos de las descargas eléctricas.

La pareja quedó detenida acusada de crueldad en segundo grado contra un menor y secuestro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo