Entrenado para matar: Perro le arrancó la garganta a un jihadista armado y luchó contra ocho más

El perro salió prácticamente ileso.

Por Fresia Ramírez

Los perros de raza belga Malinois son ovejeros y se destacan por su valentía y fuerza, por esta razón son escogidos para estar en las filas de los equipos especializados de elite e investigación.

Sin embargo este perro destacó por algo más profundo y un poco escalofriante. Se dirigía con un grupo de soldados de la SAS británica a una aldea en Siria, cuando todos fueron emboscados por casi una decena de terroristas que desde sectores cercanos les disparaban.

Como era de esperarse, el ruido de las  balas, la sangre, el miedo y los gritos se hicieron protagonistas de la escena.

Rápidamente el guía del temerario perro, perro al que aún no han liberado el nombre a los medios, le quitó el bozal y lo dirigió a un edificio que tenía francotiradores instalados disparándoles.

Ahí perdieron la pista del animal, pero rato después, cuando fueran al edificio a buscarlo, supieron que había cometido un acto “heróico” y nada más ni nada menos: los había salvado.

Cuando el equipo armado entró al lugar, vieron una escena a lo menos perturbadora: vieron al perro parado frente al francotirador muerto, a quien le había quitado la garganta.

Los soldados aclararon más tarde que la causa de muerte habría sido desangramiento. Como era de esperar, los otros ocho terroristas del lugar se abalanzaron contra el animal, pero él supo defenderse.

"También había un trozo de carne humana en una esquina y una serie de rastros de sangre que salían de la parte posterior del edificio. El perro estaba prácticamente ileso “, contaron testigos del hecho al medio británico Metro.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo