A lo Mike Tyson: la querían echar de un carrete por ponerse odiosa y para evitarlo le mordió la nariz a la dueña de casa, le sacó un pedazo y se lo tragó

“Tengo 28 años y ya no tengo nariz”, gritaba desesperada la víctima.

Por Camilo Henríquez

Un terrible e irracional acto cometió una mujer de 41 años en Texas cuando era sacada de una vivienda en la que quería seguir carreteando.

La dueña de casa identificada sólo como Tatiana, salió a tomar a un bar con un vecino y una amiga de este, y tras ello regresaron al lugar.

Según Fox News, Jessica Collins, que se habría encontrado bastante borracha, comenzó a exigir alcohol y cigarros para seguir de juerga.

Tatiana se enfrentó a la mujer y le exigió que dejara su propiedad, pero nunca esperó la brutal reacción de la que hasta sólo unos minutos había sido su compañera de copas.

Collins se fue sobre ella, comenzó a golpearla y en un momento de locura le mordió la nariz arrancándole un pedazo y tras ello se lo tragó.

“No tengo nariz. Tengo 28 años y ya no tengo nariz”, eran los gritos desgarradores de Tatiana mientras era trasladada al hospital más cercano.

La joven reconoció que trató de defenderse, pero no pudo y que en un momento, además del dolor, comenzó a sentir el sabor de la sangre en su boca.

Tatiana necesita una cirugía reconstructiva lo antes posible, pero como no tiene seguro médico su familia inició una colecta en GoFundMe para costear la operación.

En tanto, Collins fue arrestada, acusada de agresión física y ya fue puesta en libertad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo