Pastor africano afirma haber sacrificado a 600 niños en rituales para estar “al mismo nivel que Satanás en el mundo espiritual”

El sujeto también afirmó haber trabajado a la par con el "Señor de las Tinieblas".

Por Dannae Arias

Ghana es un país “conocido” cuando de rituales satánicos se trata. De hecho, junto a Burkina Faso es uno de los países africanos en donde más se practica brujería, la que está profundamente relacionada con su cultura y estilo de vida.

En este contexto no fue de extrañar que en la televisión local apareciera un supuesto “Pastor”, quien reveló estremecedores crímenes “en nombre de Satán”.

El sujeto  – cubierto por una máscara- afirmó haber usado a 675 personas con “almas inocentes” para sacrificios satánicos. Además, aseguró haber estado “al mismo nivel que Satanás en el mundo espiritual” durante 17 años.

El hombre que parece tener alrededor de 30 años, relató su “trabajo” en el mundo de las tinieblas, agregando que estos “espíritus oscuros” fueron una herencia familiar.

En este sentido, explicó que para no perder “su poder” tuvo que ofrecer a cientos de personas en sacrificio, y calculó que unos 600 han sido niños que le fueron regalados por médicos y enfermeras que adoran al diablo.

Además, "confesó" que en sus tiempos de oro tenía 664 espíritus demoniacos en su interior para usarlos a disposición.

Cuando se le preguntó si hacía lo que hacía por temas monetarios o por fama, respondió que ese no era un problema para él, pues sería hijo del ex Presidente del Tribunal Supremo ghanés, quien falleció y le heredó todos sus bienes.

Un gran detalle de esta "entrevista" es que fue realizada por Otwinoko, un presentador estrella en el país africano que perdió la visión – en circunstancias extrañas- hace poco tiempo y que al parecer, habría vuelto al rubro en la señal Royal TV.

Los informes locales no reportan ninguna investigación en curso por el momento.

Cacería de brujas

La controversia por estos temas es vívida en Ghana. De hecho, este año se estrenó “No Soy Bruja” un filme de Rungano Nyoni que trata este conflicto desde la mirada de una niña pequeña.

En el país africano las mujeres aún son juzgadas por “brujas”, con sistemas en los que mantienen en cautiverio a las denunciadas.

En 2016 eran cerca de 3 mil las presas por esta situación a lo largo de siete campamentos, pese a que a finales del 2014, el Ministerio de Género, Infancia y Protección Social de Ghana dictó una orden de cierre de estos lugares de detención.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo