Importante estudio concluyó que consumir Omega-3 no reduce el riesgo cardiovascular ni ayuda al corazón

Mucho se habla de la importancia de consumir Omega-3 y de los beneficios que esto trae para la salud.

Por Dannae Arias

Los nutrientes asociados a la ingesta de Omega-3 los podemos encontrar en gran variedad de alimentos, como en ciertos tipos de pescado o en frutos secos.

Por su parte el mercado también ha hecho lo suyo, comercializando una gran variedad de suplementos que incluyen estos ácidos grasos esenciales.

Y cómo no, si uno de sus “beneficios” popularmente conocidos es ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Lamentablemente, esta popular creencia sería incorrecta. Esto según un reciente estudio que concluyó que su efectividad es casi nula cuando de enfermedades al corazón se trata y que por tanto, no es más que efecto placebo.

Estudio

La organización inglesa Cochrane Systematic Review, a petición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), reunió y analizó datos de 72 estudios que albergaban una muestra total de 112 mil personas de diferentes partes del mundo

Luego de elegir cuáles investigaciones eran concluyentes, los científicos a cargo se encontraron con algo inesperado: la diferencia entre tomar Omega-3 o no hacerlo es casi nula cuando de riesgo cardiovascular se trata, terminando así con un gran mito.

"Podemos confiar en los hallazgos de esta revisión que van en contra de la creencia popular de que los suplementos de omega-3 de cadena larga protegen el corazón", declaró el autor principal del estudio, el Doctor Lee Hooper de la Unidersidad de East Anglia a The Guardian.

"El riesgo de muerte por cualquier causa era de un 8,8 por ciento en aquellas personas que incrementaron el consumo de ácidos grasos Omega-3 de cadena larga, frente a un 9 por ciento en el grupo poblacional que no modificó su dieta", agregaron desde la organización.

Así, la ingesta de Omega-3 de cadena larga (como margarinas o aceites de pescado) tiene poco o ningún efecto en disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares o muertes  por problemas cardiacos.

"El estudio nos proporciona la evidencia de que consumir suplementos de Omega 3 de cadena larga no tiene ningún beneficio para el corazón (…) en las tasas de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares o enfermedades cardíacas", destacaron.

Pese a ello, aclararon que es “probable” que el Omega-3 sirva para reducir los triglicéridos y el colesterol HDL, más conocido como colesterol bueno.

“si bien el pescado azul, por ejemplo, es un alimento saludable, no está claro que aumentar su consumo proteja nuestros corazones", enfatizaron.

ALA

En el mundo existen tres tipos de Omega-3, siendo el ALA (ácido alfa-linolénico) el único que podría “ligeramente” proteger a las personas de estas enfermedades. Este nutriente se puede encontrar en aceites vegetales como la linaza o las nueces.

"El efecto, no obstante, es muy pequeño. Mil personas necesitarían aumentar su ingesta de ALA para evitar que una persona muera por una enfermedad coronaria o experimente un episodio cardiovascular", especificaron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo