Descubren que el consumo de carnes procesadas está relacionado con el desarrollo de trastornos maniacos

Más que la carne en sí, el culpable sería el nitrato usado para preservarla.

Por Dannae Arias

Enfermedades neuropsiquiátricas como la manía o la hiperactividad podrían estar asociadas al consumo de carnes procesadas.

Esto según los investigadores de la escuela de medicina de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos), quienes determinaron que las sustancias utilizadas en la producción de este tipo de alimentos (como las vienesas o el salame) aumentan el riesgo de sufrir episodios maniacos.

Estudio

Para llegar a esta conclusión, los científicos analizaron a 1.101 personas de entre 18 y 65 años de edad. Entre los voluntarios, habían algunos con trastornos mentales y otros sin ellos.

Se les realizó un seguimiento clínico entre 2007 y 2017, y al momento de analizar la evidencia, notaron que en ciertos pacientes brotaron episodios relacionados a la hiperactividad, insomnio y euforia.

¿Cuál era el patrón? todos aquellos que desarrollaron este tipo de enfermedades comían 3,5 veces más carnes procesadas que las personas que no lo desarrollaron.

Sin embargo, la culpa no sería de la carne si no de los nitratos que se usan para su preservación.

De todas maneras, los expertos reconocieron como “poco probable” que el consumo ocasional de carne procesada provoque episodios maniacos, pero, estos hallazgos se suman a la evidencia de los factores que contribuyen al desarrollo de estos.

Experimentos en ratas

En tanto, los investigadores también probaron este análisis en roedores, suministrándoles durante dos semanas los nitratos que se utilizan para la preservación de los embutidos.

Los animales desarrollaron hiperactividad y diferentes patrones relacionados con bacterias intestinales y modificaciones cerebrales vinculadas al trastorno bipolar.

Finalmente, la investigación no asoció la esquizofrenia entre estos trastornos, tampoco la depresión.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo