Estaba gravemente herido tras un linchamiento, pero la policía prefirió darse un descanso para tomar té y después lo llevó al hospital

El hombre murió y los agentes están bajo investigación.

Por Camilo Henríquez

La policía de Alwar, en el estado de Rajastán en India, se encuentra bajo investigación luego de acusaciones que señalan que dejaron morir a un hombre gravemente herido para ir a tomar el té.

Según The Guardian, un grupo de sujetos de una banda de “vigilantes de vacas” hindúes atacó a Akbar Khan y lo linchó, ya que supuestamente estaba transportado a las vacas, que son sagradas en India, para que fueran faenadas y posteriormente consumidas.

La acusación señala que el hombre de 28 años estaba gravemente herido tras el ataque, pero los uniformados “tomaron un descanso para tomar té” antes de llevarlo al hospital. Además, primero se habrían preocupado de resguardar a las vacas y las llevaron a un refugio cercano antes de atender a Khan.

“Se ha constituido un equipo para analizar las circunstancias que llevaron a la supuesta demora y los problemas relacionados”, dijo el jefe de la policía estatal que reconoció que hay dudas sobre la “respuesta inicial” de los agentes.

Hay que indicar que “matar vacas es ilegal en muchos estados de la India y algunos agricultores también requieren una licencia para transportarlos a través de las fronteras estatales”, apunta el medio inglés.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo