El día en que Chile casi vendió Rapa Nui a la Alemania de Adolfo Hitler: necesitaba plata para comprar dos cruceros

La negociación habría quedado en manos de la Armada, responsable de la administración de la isla, y el embajador del país -en ese entonces- fascista. Las razones están en un libro.

Por Jaime Liencura

Si cada vez que aparece un moai en alguna película internacional o dibujo animado los chilenos levantan la cabeza con orgullo diciendo que esa parte del mundo pertenece a Chile, hubo un momento en la historia que pudo cambiarlo todo. Fue en 1937, bajo la presidencia de Arturo Alessandri Palma, conservador quien en su segundo período notó un gran problema financiero en el país, tras la crisis mundial originada en las bolsas de Estados Unidos en 1929. Para solucionarlo, casi lo vendió a los nazis.

Pese a que el intento de arriendo o venta de la isla comenzó antes, en 1930, fue en la época en que Adolfo Hitler hacía de las suyas en Alemania cuando Hanga Roa casi quedó en poder de quien pregonaba ser el líder de Tercer Reich.

Isla era de la Armada

Eso es al menos lo que revela el escritor español Mario Amoros, en su libro Rapa Nui. Una herida en el océano (Ediciones B).

"Para el Chile continental la isla era sobre todo un lugar marcado por el estigma de la lepra y para el poder político, un lugar lejano, cedido a la Armada y arrendado a una compañía privada, con muy escaso valor", indicó el escritor en un artículo publicado este miércoles en el diario El País de España.

La Guerra del Pacífico estaba en la memoria

Por eso, para el gobierno de Alessandri Palma, una buena idea sería venderla. ¿Para qué? Según el escritor, para mandar a fabricar dos cruceros.

Ello pues  el gobierno de Argentina ya había enviado a construir naves de guerra y el recuerdo del enfrentamiento entre Chile y la confederación Perú-Boliviana y la posible unión del país trasandino a los intereses bélicos de los vecinos del norte, al menos, asustaban a las autoridades del país que recientemente habían ganado para sí Arica y Antofagasta.

Época pre-guerra

Las condiciones para la compra estaban en un buen momento. Alemania en esos años aún no le declaraba la guerra a nadie y por eso, una negociación entre Chile y ese país no se vería con los ojos que se ven cuando hay un conflicto armado.

Tanto así que el escritor asegura que por eso años, Chile compró al país de Hitler 36 aviones, aunque la transacción podría no haber sido del todo legítima. Sobre esa misma marcha, la negociación de Isla de Pascua iba bien encaminada.

Negociación no llegó a puerto

Pese a que existen datos, según el escritor, que el embajador de Alemania en Chile mantuvo una reunión con autoridades de la Armada el 14 de agosto de 1937, no hay un texto en concreto de organismos oficiales que indiquen qué fue lo que se habló allí.

No obstante, otros antecedentes que indicaban que Chile negoció Isla de Pascua con Estados Unidos ya en 1930 hacen creer a Amoros que posiblemente la materia se haya puesto sobre la mesa. Algo similar ocurrió también con el Gobierno de Reino Unido.  Sin embargo, por motivos que aún se desconocen, las charlas de compra venta no llegaron a ningún puerto.

La revelación la realiza el escritor a días de presentar su obra, ello pues el 9 de agosto estará en Santiago lanzando su texto y el 14 viajará a Rapa Nui a promocionar también las páginas donde describe con lujos de detalles esta curiosa historia.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo