Manos a la pared: la inclusión en la punta de los dedos

Este fin de semana presentará una ruta guiada por los seis murales desde las 10:30 en el Metro Universidad Católica, al lado del Centro Cultural Gabriela Mistral.

Por Karina Prieto

El Centro De Santiago está lleno de obras y murales que son icónicos. Una ciudad llena de arte que las personas ciegas no pueden disfrutar. Por esto se creo Manos a la Pared, un circuito inédito de murales para personas de baja visión en el barrio Bellas Artes y Lastarria, que involucra tanto el tacto como la audiodescripción.

El proyecto nace en una sala de clases. Las tres creadoras estudiaban un diplomado en gestión cultural, donde surge la pregunta de cómo hacer que las personas ciegas y de baja visión gocen del patrimonio muralístico de la ciudad. Investigaron en Chile y en el extranjero sobre obras inclusivas. Anteriormente se habían realizado proyectos dentro de los museo, pero nunca la experiencia artística había traspasado las barreras y había llegado a la calle.

El 47,3% de las personas adultas en situación de discapacidad declara dificultad severa o extrema para ver sin anteojos ópticos o lentes, lo que corresponde a 1.228.342. Para todos ellos, esta es una experiencia que busca derribar las barreras de acceso a la cultura.

Manos a la Pared Stephanie Morchio

“Nosotras tuvimos la fortuna enorme de trabajar con una mujer que es excepcional, Mónica Sepúlveda, nuestra asesora de accesibilidad, quien puso su experiencia, su constante investigación, y el vivir como una persona ciega a disposición de este proyecto. Lo que hizo Mónica fue lanzarse a las calles, de días y de noche a evaluar la accesibilidad de todos los murales del barrio” explica Alejandra Reinoso, gestora del proyecto.

La iniciativa, ejecutada por la Asociación para la Cultura Inclusiva Mu.Cho en alianza con la Ilustre Municipalidad de Santiago, a través de su Oficina de Discapacidad, se trata de un circuito de seis murales traducidos a través de placas táctiles especialmente diseñadas para las personas ciegas y de baja visión.

  • La Debutante de Roberto Matta. Ubicación: Plaza Mulato Gil de Castro, Museo de Artes Visuales, MAVI.
  • El jugador de Palin de Francisco Maturana. Ubicación: Mosqueto #456
  • Ganza de Javier Barriga. Ubicación: Santo Domingo esquina Miraflores
  • Un Surrealista llamado Matta de Alexander Tadlock. Ubicación: Mosqueto esquina Monjitas.
  • Mosaico Ludwig van Beethoven de Jorge Campos «Pixel Art». Ubicación: Monjitas 578.
  • Lastarria Patrimonial de Luis Núñez San Martín. Ubicación: José Victorino Lastarria 290.

“La respuesta del público ha sido fabulosa. Una de las cosas que nos tiene mas felices es cuán participativa es la gente. Más allá de vivencias, tocar y escuchar estas placas con audiodescripciones, han aportado en enriquecer los resultados y desarrollo de este proyecto”, comenta Paula Cancino, gestora de Manos a la Pared.

Manos a la Pared Stephanie Morchio

Las placas táctiles instaladas en los murales cuentan con una traducción a escala de la obra e información en Braille. Además, el circuito es parte de la aplicación móvil Lazarillo, un servicio utilizado por personas ciegas para facilitar su orientación por la ciudad. Así es como las personas pueden complementar la experiencia táctil con la audiodescripción de cada mural incorporada en la aplicación móvil.

“La inclusión significa el hecho de poder derribar barreras y lograr una accesibilidad universal. Que tomos podamos gozar y ejercer de la cultura, las artes y el patrimonio. Creemos que el poder acceder a la cultura de nuestro país es un derecho y parte fundamental de ejercicio la ciudadanía”, finaliza Constanza Rojas, gestora de Manos a la Pared.

El proyecto es financiado por el Servicio Nacional de la Discapacidad, SENADIS, a través del Fondo Nacional de Proyectos Inclusivos 2017. Y este fin de semana presentará una ruta guiada por los seis murales desde las 10:30 en el Metro Universidad Católica, al lado del Centro Cultural Gabriela Mistral.
 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo