Instalarán cámaras para tratar de dar con los “autores”: cierran una piscina municipal por "reiterados episodios de defecación"

Están pidiendo voluntarios para vigilar las instalaciones.

Por Camilo Henríquez

El agua cristalina de a poco comenzó a tomar otro tono y de repente estar en la piscina ya no resultaba una buena idea para capear el calor, sino que terminó siendo todo un episodio más que desagradable.

Eso les pasó a muchos de los que fueron a una pileta local en el municipio de Riba-roja d'Ebre en Cataluña y ahora se cuestionan si volverán a meterse al agua.

Las autoridades locales tuvieron que cerrar la alberca debido a "reiterados episodios de defecación”, señala La Vanguardia.

El municipio dijo que esto era un “comportamiento grosero” y “puede ser constitutivo de delito penal y motivo de sanción”.

Para evitar nuevos “episodios”, tomaron medidas de urgencia y ahora se controla la entra y salida de cada persona a la piscina, y además pondrán detectores de orina en el agua.

Por último, están pidiendo voluntarios para vigilar las instalaciones e incluso están pensando en instalar cámaras para “identificar a los autores de incidentes futuros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo