Fue a carretear, terminó borracha y se fue a "pasar la mona" a su casa: durmió una semana entera y dejó locos a los médicos

Los facultativos alucinaron con ella y le dieron insólito diagnóstico.

Por Christian Monzón

Hermione Cox-Denning, una joven de 18 años oriunda de Gales, dejó locos a los médicos cuando les contó por qué motivo iba ella a visitarlos: había dormido siete días seguidos.

Había ido a carretear con unos amigos y se tomó dos tragos. Tras esto, se sentía un poco borracha así que fue a su casa a dormir. No volvió a abrir los ojos hasta siete días después, según informa el Daily Mail.

Tras los exámenes de rigor, determinaron que padecía el síndrome de Kleine-Levin, más conocido como el de la "Bella Durmiente".

Este se caracteriza porque quienes sufren este mal duermen por períodos excesivos. Y en el caso de Hermione, esto se activaba más cuando ella consumía alcohol.

"Tomar más de dos tragos hace que caiga en un sueño profundo durante varios días. Me di cuenta que cuando bebía alcohol, al día siguiente sufría un episodio", sostuvo la joven.

De igual manera, expresó que "no podía hablar ni comer ni beber. Es como si mi cuerpo se apagara. Los recuerdos son confusos. Tras sufrir estos episodios, pueden pasar cuatro días hasta volver a la normalidad. Las primeras veces, mis amigos se preocupaban porque desaparecía".  

Ahora Hermione se siente más tranquila luego de identificarse el mal que padece, ya que anteriormente los médicos le habían dicho que sufría gripe, depresión o problemas de salud mental.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo