El mismo día que dio a luz desayunó un bagel con semillas de amapola y terminó viviendo una experiencia "traumática"

Su hija tuvo que quedarse en el hospital durante 5 días bajo observación.

Por Camilo Henríquez

Elizabeth Eden estaba embarazada y en cualquier momento iba a dar a luz. La mujer se levantó en la mañana y nunca se imaginó que el desayuno que tomó la terminaría llevando a vivir una experiencia que calificó como traumática.

A las pocas horas ya estaba en trabajo de parto en un hospital en Maryland, pero una noticia la dejó helada.

Mientras estaba en la camilla y con contracciones, llegó el médico y le dijo “diste positivo por opiáceos“, indica WBAL TV.

Entre el dolor y la preocupación, Elizabeth se acordó que “había escuchado en una clase de salud escolar que consumir semillas de amapola podía causar un falso positivo“.

La mujer le pidió al doctor que le realizara una nueva prueba y le contó que en la mañana se había comido un bagel con semillas de amapola.

La respuesta del facultativo fue tajante, le dijo que no y que más encima había sido denunciada a los organismos del estado pertinentes.

“Fue traumático”, reconoció luego Elizabeth, ya que dejaron a su hija 5 días internada en el hospital bajo observación y además una asistente social inició una investigación, la que contemplaba un exhaustivo chequeo de su casa.

La explicación llegó al poco tiempo, ya que en el St. Joseph Medical Center para dar positivo en los exámenes es necesario sólo 300 nanogramos por mililitro y apenas una cucharadita de semillas puede hacer que los niveles sean de 1.200 nanogramos por mililitro.

Elizabeth terminó enviando una carta al hospital en la que explicó toda la situación y pidió actualizar los parámetros como en otros centros asistenciales (donde el límite es de 2.000 nanogramos por mililitro) para que otras mujeres no terminen sufriendo lo mismo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo