Horario de verano: ¿cómo afecta a nuestro al cuerpo el cambio de hora?

El sábado 11 de agosto entra en vigencia el horario de verano. Los relojes deberán ser adelantados en una hora, por los que amanecerá y oscurecerá más tarde.

Por Nathaly Lepe

El sábado 11 de agosto una vez más tendremos que ajustar los relojes para entrar en el horario de verano, con días más largos y un mayor aprovechamiento de la luz solar. Un cambio que si bien muchos consideran positivo, genera algunos desajustes en nuestro organismo.

Desde el punto de vista médico, cambiar la hora trae consecuencias para el funcionamiento adecuado del cuerpo, debido a sus efectos en el reloj biológico diario.

En esta línea, la neuróloga y miembro del  programa de Medicina del Sueño de la Clínica Universidad de Los Andes, doctora Evelyn Benavides, recomienda una serie de medidas que debemos adoptar para estar preparados para el cambio.

"Fisiológicamente debiéramos adoptar permanentemente el uso horario natural (con las 12:00 horas con el sol en su cenit, UTC-4) evitar los cambios en el horario al menos en las regiones no extremas del país. En Chile el hábito de cambio de uso horario de 1947 es una medida poco natural para el ser humano, ya que puede afectar su desarrollo cognitivo, sicológico y productivo".

"Independiente del uso horario que ocupemos, es importante mantener hábitos saludables de sueño y evitar la automedicación de fármacos inductores del sueño, ya que los malestares que puede generar el cambio de horario podrían aumentar considerablemente", señala la especialista.

Problemas por el cambio de hora

La doctora Benavides enumera los efectos que puede tener este ajuste en los relojes, detallando que lo más importante para un buen dormir es una alimentación saludable y evitar las pantallas -televisión, computador o celulares- al interior de los dormitorios.

  • Aumenta la tasa de eventos agudos cardiovasculares
  • Se altera el ritmo circadiano
  • Incrementa el trastorno de sueño
  • Baja la concentración
  • Somnolencia y trastornos del ánimo, incluso alimentarios

Proyecto de ley

El senador Guido Girardi, junto a un grupo de científicos del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV), presentaron un proyecto de ley que busca adecuar el horario del país al que le corresponde geográficamente, por lo que –de acuerdo este planteamiento- el próximo sábado los relojes debieran retroceder y no adelantar una hora.

En la iniciativa legal presentada se explica que “entre 1909 y 2018 se han hecho más de 100 modificaciones a la hora”, y que en 1947 a través de la Ley N° 8777 se adoptó como huso horario oficial el GMT-4, siendo que geográficamente le corresponde el GMT-5. Luego en 1970 “se introdujo el horario de verano (GMT-3) que será el que comenzará a regir desde el próximo sábado.

El senador Guido Girardi fue enfático en señalar que “existe evidencia científica sólida que las personas con déficit de sueño tienen mayor riesgo de obesidad, infarto al miocardio, accidentes vasculares y encefálicos, de cáncer alzhéimer, hipertensión y diabetes”.

El parlamentario señaló que es “imprescindible de una vez por todas considerar la evidencia científica cuando se elaboran políticas públicas y aquí hay uno de los centros de neurociencia más importantes de Latinoamérica que nos señalan que el horario que estamos utilizando tiene consecuencias nefastas para la salud de la población”.

“Por ello, agregó el legislador, vamos a presentar este proyecto e invitaremos a la comunidad científica a participar en la discusión, porque debemos hacer una ley con una propuesta que compatibilice la calidad de vida, la salud con los horarios que este país va a tener sino es una situación que puede tener consecuencias intolerables”.

Qué dice la ciencia

El investigador John Ewer, apunta sobre la discusión que “Chile requiere un horario basado en consideraciones biológicas y no de energía, la idea es sincronizar el reloj biológico de la población con los ciclos planetarios de luz y oscuridad y así evitar daños a la salud, al aprendizaje y desempeño -especialmente en niños y adolescentes- por déficit de sueño”.

Según Ewer, “deberíamos quedarnos con el horario que nos corresponde geográficamente que es el de Perú, es decir que hoy el sol se levantaría a las 6.30 de la mañana no a las 7.30 como es ahora, ni a las 8.30 como será el próximo lunes. Ese horario corresponde a Brasil, en este momento tenemos el de Bolivia y el ideal es el de Perú y así el sol se levantaría a la hora que nos despertarnos”.

Por su parte Ramón Latorre, director del CINV, destacó que “lo más importante que está pasando hoy día es que “quienes hacen ciencia de la más básica, los que entienden cómo funciona el organismo han encontrado un lugar entre la gente que hace la política de este país para favorecer la salud pública. Este tipo de cooperación nos va permitir hacer un mejor país”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo