“No me siento un héroe”: la historia del guardia del Metro que evitó que joven se quitara la vida

"Esta fue mi primera vez en una situación como esta y espero que sea la última, pero uno nunca sabe”, dijo Rodrigo Stuardo.

Por Nathaly Lepe

Eran las 15:40 horas del sábado 4 de agosto cuando un llamado desesperado a través de su  radio lo puso en alerta. Rodrigo Stuardo, de 41 años, cumplía sus labores de vigilante en la estación Monte Tabor de la Línea 5 del Metro de Santiago, cuando escuchó que una joven intentaba quitarse la vida.

“Concurrió junto a otros colegas. Una vez en el lugar vi que una joven amenazaba con lanzarse desde el cuarto piso, por lo que tratamos de disuadirla”, cuenta el funcionario en entrevista con el diario La Cuarta.

No dudó en ayudar a la joven a quien dice “la ví muy angustiada, por lo que intentamos contenerla”.

El rescate

Sobre el rescate que lo transformó en una especie de héroe sin capa, el hombre que se desempeña como guardia del Metro desde hace 3 años y dos meses explica que “en un descuido de ella salto la baranda y la tomo de su muñeca. La sostuve varios segundo mientras colgaba, y finalmente me vinieron a ayudar otros colegas. Fue un trabajo conjunto el salvarle la vida, no solamente mío”.

Stuardo, dice que no se considera un héroe aunque asegura que volvería a actuar de la misma forma. “Sin dudarlo. Esta fue mi primera vez en una situación como esta y espero que sea la última, pero uno nunca sabe”.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente del directorio de Metro, Louis de Grange, valoró la labor del funcionario y señaló que "cuando afirmo que los equipos de Metro muchas veces realizan labores que va más allá de su contrato, me refiero a esto. Verdadero espíritu de servicio"

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo