Cuenta una sola verdad: Hija de Piñera se sumó a la polémica y también se cuestionó el Museo de la Memoria

La hija del Presidente Piñera borró el post asegurando que "me expresé mal, efectivamente".

Por Nathaly Lepe

Pese a que borró su comentario en Twitter, las redes sociales no dejaron a Magdalena Piñera, hija del Presidente Sebastián Piñera, olvidar el comentario con el que entró en la polémica por los dichos del ministro de Cultura, Mauricio Rojas, sobre el Museo de la Memoria.

"El museo de la memoria, de carácter privado, pero financiamiento público, cuenta una mirada con verdad, pero 1 mirada. Lo bueno sería que un museo dependiente d la institucionalidad gubernamental donde un consejo d expertos pueda construir un relato que una a los chilenos", escribió. 

magdalena Piñera Reproducción Twitter

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sus palabras fueron compartidas por el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, quien señaló que "aunque le moleste a la izquierda, si el museo pretende ser de la memoria, junto a violaciones de DDHH debe incluir a los cientos de víctimas d la violencia política, asesinados a sangre fría y solo por razones ideológicas".

Tras las críticas recibidas, la hija del Presidente Piñera finalmente eliminó su post inicial asegurando que "nadie ha justificado atrocidades de ningún tipo. Lo borré porque me expresé mal, efectivamente. Creo que nadie desconoce el atropello a los DDHH en Chile en ese periodo. Como tb en otros lugares mas allá de nuestro país"

Origen del Museo

A través de su cuenta en la misma red social, el Museo de la Memoria recordó que el organismo nace de las recomendaciones entregadas en el informe Rettig, para dar cuenta sobre las violaciones a los Derechos Humanos cometidas en la dictadura.

"En esa dirección, se configura como un espacio abierto y de encuentro con la memoria, que busca el respeto y la promoción de los DDHH", aclararon.

En la misma línea, la página web de la entidad detalla que "el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos es un espacio destinado a dar visibilidad a las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado de Chile entre 1973 y 1990; a dignificar a las víctimas y a sus familias; y a estimular la reflexión y el debate sobre la importancia del respeto y la tolerancia, para que estos hechos nunca más se repitan".

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo