“Siento que la llevamos directamente a este infierno”: trabajadora de jardín infantil trató de asfixiar a bebé de 18 meses porque no paraba de llorar

“No sé si alguna vez podré olvidar esto”, dijo la acongojada abuela de la niña,

Por Camilo Henríquez

Una trabajadora de un jardín infantil está enfrentando cargos criminales luego de que tratara de asfixiar a una niña de 18 meses que no paraba de llorar.

Según Daily Mail, Umit Pirmakhanova de 50 años tomó una manta y la puso en la cabeza de la pequeña tapando su boca y nariz. La tortura de la menor duró casi dos minutos, mientras la niña gritaba y trataba de respirar.

El caso salió a la luz por una grabación que realizó otra trabajadora de la guardería, que reconoció que estaba “demasiado asustada para intervenir”.

Pirmakhanova pidió disculpas por sus actos que casi le costaron la vida a la pequeña y le dijo a la policía que “estaba muy cansada” y se había puesto muy nerviosa con el comportamiento de la menor.

“La niña estaba saltando sobre las camas y gritando, estaba impidiendo que otros niños se durmieran”, agregó.

Las autoridades de Temirtau, una ciudad en la provincia de Karagandá en Kazajistán, señalaron que la mujer podría pasar 75 días en la cárcel de ser encontrada culpable.

La pena a que se enfrenta Pirmakhanova fue rechazada por la familia por que sienten que no está acorde al delito que cometió y están pidiendo un “castigo más estricto”. Además señalaron que buscarán el cierre del jardín infantil ante la justicia.

Liudmila Mantler, la abuela de la bebé, dijo que se sentía absolutamente culpable por lo que le había sucedido a su nieta porque la habían “llevado directamente a este infierno”.

También señaló que no sabe si alguna vez podrá olvidar la “tortura” que sufrió la niña y se recrimina no haber notado las señales que les entregó la pequeña, ya que se había vuelto agresiva después de que empezó a asistir a dicho jardín y además se despertaba gritando por las noches.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo