Un final devastador: recién casados iban camino a su luna de miel y murieron en un terrible accidente

La joven se habría quedado dormida al volante.

Por Camilo Henríquez

“Este fin de semana me sentí como la chica más afortunada del mundo”. Así comenzaba Amy Moffat su relato en Facebook de uno de los días más felices de su vida.

La joven de 28 años se había casado con Stephen Graham y quiso compartir su alegría publicando un bello texto y varias fotos de la boda.

Lamentablemente la felicidad de los jóvenes sólo duró dos semanas, ya que ambos murieron en un trágico accidente mientras se dirigían a su luna de miel, indica Fox 13 Salt Lake City.

Según las autoridades, Amy se habría quedado dormida al volante lo que provocó que la camioneta que conducía se fuera bruscamente hacia la izquierda.

La joven habría despertado con el fuerte movimiento y trató de corregir la marcha, pero eso hizo que el vehículo se volcara y diera varias vueltas. A pesar de llevar los cinturones de seguridad puestos, ambos murieron en el lugar.

"Shakespeare no pudo haber escrito esta historia", dijo Spencer Luczak, uno de los amigos de la pareja y que iba atrás de ellos en la carretera.

El joven asegura que cuando logró acercarse a la camioneta supo “inmediatamente que se habían ido”.

“Los vi vivir juntos, andar en bicicleta juntos, sonreír juntos y los vi morir juntos”, agregó desconsolado.

En la publicación de Facebook, Amy contaba que se habían casado sólo por el civil y que luego lo harían por la iglesia.

“Por ahora, nuestro matrimonio es hasta que la muerte nos separe, pero pronto podremos ir a un templo de Dios y tener nuestro matrimonio sellado para toda la eternidad”, escribió.

“Stephen, me siento la chica más afortunada con vida. Gracias por todos y cada uno de los locos y hermosos momentos que hemos compartido hasta ahora. No puedo esperar a ver qué aventuras nos esperan”, finalizaba el texto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo