Le robaron la vida: estuvo 17 años en la cárcel por un delito que cometió un sujeto que era prácticamente su "doble"

Ahora exige que le paguen US$ 1.1 millones.

Por Camilo Henríquez

Richard Jones estaba celebrando el cumpleaños de su novia junto a un grupo de amigos y nunca se imaginó que esa iba a ser una de sus últimas noches de alegría antes de que le robaran la vida.

En el mismo momento del festejo, en un supermercado en Kansas, Ricky Amos trató de asaltar a una mujer y terminó quedándose con su teléfono. La joven cayó al suelo y sufrió alguna heridas leves por lo que el delito se clasificó como se clasificó como un robo con agravantes, señala The Sun.

Los testigos señalaron que el hombre era "hispano o afroamericano de piel clara" y dieron el número de patente del auto en que se había escapado.

La policía llegó hasta el dueño del vehículo que era quiene estaba manejando esa noche y este dijo que junto a sus amigos “estaban en busca de dinero para comprar drogas y recogió a un hombre que apenas conocía”, y ese era Rick.

Le mostraron muchas fotografías para que lo identificara y Richard apareció en una de ellas ya que tenía antecedentes penales. El sujeto lo identificó como el autor del robo.

El joven, que ahora tiene 42 años, aseguró ante la justicia que nunca había cometido el delito, varios testigos dieron fe de su coartada y además no había ninguna evidencia física que lo vinculara con el caso.

Sin embargo, debido a que varios testigos lo reconocieron como el delincuente, terminó siendo sentenciado a 19 años en prisión cuando sólo tenía 25 y además era padre de dos niñas que ahora tienen 24 y 18 años respectivamente.

Ahí en la cárcel, hace sólo dos años, otros reclusos le dijeron que se parecía a un prisionero llamado Ricky y esa fue la llave para su liberación.

Se contactó con Midwest Innocent Project, una ONG que brinda servicios legales a personas que han sido condenadas de forma errónea

Un juez tomó su caso, se les mostraron las fotografías de Ricky y Richard a los testigos, y ninguno de ellos pudo asegurar quién era la persona que había cometido el delito.

Hace poco más de un año, y luego de 17 en prisión, el hombre fue liberado y ahora presentó duna demanda contra el estado de Kansas donde está pidiendo una compensación económica de US$ 1.1 millones, además de becas para la universidad y un subsidio para comprar una vivienda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo