Estudio asegura que comer un trozo de queso al día reduce los niveles de colesterol y no te hará subir de peso

Los expertos aseguraron además que lo mejor es comer el queso con toda su grasa.

Por Christian Monzón

Uno de los alimentos más ricos del mundo es el queso. Hay de diversos tipos, se puede comer solo o acompañado de muchas cosas, y como se señaló previamente, es realmente sabroso.

Y ahora un grupo de investigadores de la University College de Dublin en Irlanda dieron a conocer otro punto favorable para seguir comiendo este rico producto: ayuda a reducir los niveles malos de colesterol.

Según informa el Daily Mail, comer 120 gramos de queso al día, un trozo similar a la medialuna que se forma cuando uno parte una manzana, te brindaría este inesperado beneficio.

En ese sentido, habría que alimentarse de un pedazo del mencionado tamaño todos los días por un lapso de seis semanas para lograr la reducción de colesterol, pese a que el queso contiene grasa.

"Debemos dejar de pensar en los alimentos en términos de su contenido graso y su grasa saturada, y pensar en ellos como un alimento integral", sostuvo al respecto la líder del estudio, la Dra. Emma Feeney.

La experta indicó que que este alimento ayuda a reducir el colesterol más que otros lácteos como la mantequilla por ejemplo, debido a la forma en que sus nutrientes, como el calcio y la proteína caseína, están repartidas en la "matriz del queso".

El estudio se efectuó tras analizar a 164 voluntarios con sobrepeso mayores de 50 años. Esta cifra se repartió de la siguiente manera: 46 comieron 120 gramos de queso irlandés normal por seis semanas, 45 consumieron queso cheddar reducido en grasas y 21 gramos de mantequilla, 42 se alimentaron de 49 gramos de mantequilla, otros 42 recibieron 30 gramos de caseinato de calcio en polvo y un suplemento de calcio de 500 mg.

Finalmente, 31 personas no comieron queso durante seis semanas, y luego estuvieron la misma cantidad de tiempo consumiendo los 120 gramos de este lácteo diariamente por seis semanas.

Los resultados demostraron que si bien todos lograron reducir su colesterol producto de los lácteos, la mayor reducción se dio con quienes se alimentaron de queso con toda su grasa.

La investigadora líder manifestó que "no podríamos decir esto de manera concluyente a partir de estos resultados; pero ciertamente se ve de esa manera".

¿Por qué causaría esto el queso?

De acuerdo a los investigadores, el queso tiene una membrana alrededor de cada una de sus gotas de ácido graso, la cual estaría detrás de los efectos reductores del colesterol.

Por lo mismo, estiman que este lácteo debe ser considerado un alimento completo, y no como un suplemento o como parte de una dieta baja en grasas.

Además, determinaron que ninguna persona subió de peso producto de su consumo durante la evaluación, y que tampoco ocasionó cambios en los niveles de insulina o de azúcar en la sangre de los participantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo