Paramédicos fueron a buscar a un enfermo terminal y se detuvieron en el camino para cumplirle su último deseo: quería un simple helado de caramelo

El hombre murió a los pocos días en el hospital.

Por Camilo Henríquez

Un simple gesto puede hacer la diferencia, y sin duda el que tuvieron unos paramédicos con un enfermo terminal le dio una tremenda alegría en sus últimas horas de vida.

El Servicio de Ambulancia de Queensland en Australia fue requerido por una familia para ir a buscar a Ron McCartney a su hogar y llevarlo al hospital, ya que se estaba agravando su condición y en el recinto asistencial le podían entregar mejores cuidados paliativos.

Mientras iban camino al hospital, Sharon, la esposa de Ron, les dijo que el hombre apenas había comido algo en los últimos días y de inmediato los paramédicos se pusieron a disposición para cumplir el "último deseo" del paciente.

"Si pudieras comer algo ¿qué sería?", le preguntaron a Ron, y este no les pidió la comida más cara del mundo o la de un chef de renombre, sino algo muy simple: un helado de caramelo.

Los paramédicos no dudaron, detuvieron la ambulancia y compraron el helado que el hombre disfrutó casi como un niño.

Según Fox News, Ron falleció el pasado sábado y su hija contó que el helado fue el último alimento que pudo comer solo.   

If you could eat anything, what would it be?We have been left humbled and tinged with sadness after receiving a…

Posted by Queensland Ambulance Service (QAS) on Monday, September 3, 2018

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo