Llegó a Chicago para hacer un doctorado y a las cuatro horas de estar en la ciudad murió por una bala loca en medio de un tiroteo

El joven de 25 años había vencido al cáncer cuando era un adolescente.

Por Camilo Henríquez

Shane Colombo tenía toda la vida por delante y cientos de proyectos que quedaron truncos debido a una bala loca.

El joven de 25 años se había mudado a Chicago a vivir con su amado Vincent Pérez y además realizaría un doctorado en psicología clínica en la Universidad de Northwestern, indica ABC.

Sin embargo, la violencia terminó con todos sus sueños y dejó a una familia devastada.

Apenas cuatro horas después de haber llegado a la Ciudad de los Vientos, Shane quedó en medio de un tiroteo entre dos sujetos y recibió un disparo en el abdomen, lo que le terminó causando la muerte.

“Estaba muy preocupada de que él viniera aquí, y lo mataron a las cuatro horas de estar en la ciudad, cuatro horas después de bajarse de ese avión”, dijo su desconsolada madre Tonya.

“Lo puse en un avión esa mañana a las 10 am [en California] y le di un beso de despedida, y esa fue la última vez que lo vi con vida”, agregó la mujer, sin creer aún lo que está sucediendo.

Tonya recordó entre lágrimas que a los 15 años “su hijo sobrevivió a una batalla contra el linfoma”, que había perdido un año, pero que hizo todos los esfuerzos posible para seguir adelante.

Además, dijo que Shane había pagado solo sus estudios de medicina y que se había ganado una beca completa debido a su gran rendimiento académico.

Shane, además, había llegado a la ciudad a vivir con su prometido, Vincent Perez, el que tampoco puede creer lo que le sucedió al “amor” de su vida.

Hasta el momento la policía no detuvo a nadie relacionado con el caso y la muerte de Shane pasó a engrosar una terrible lista en Chicago, ya que el fin de semana fue una de las seis personas que murieron baleadas en la ciudad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo